Sushi con sabor latino en Esteban’s Kitchen

Jennifer A. Marcial Ocasio, Orlando Sentinel
·7  min de lectura

Lewis Escobar dice que siempre fue fanático del sushi, pero como latino, la comida hispana no podía faltar en su mesa. Sin embargo, nunca se había aventurado a abrir un negocio propio pues, con experiencia en la industria de la hospitalidad, “tenía un salario bueno y nada me faltaba”, confesó en entrevista con El Sentinel Orlando.

El deseo de fusionar dos de sus comidas favoritas, lo llevó a tomar la decisión de abrir un negocio de comida en momentos en que su estabilidad económica se vio trastocada por la pandemia del coronavirus y se quedó sin empleo. El único inconveniente era que no sabía confeccionar sushi, pero la magia del Internet fue su mejor aliada.

“Yo puedo comer sushi todos los días. Para mí todo es sushi, sushi, sushi”, dijo riendo. “De ahí empecé a probar en casa, mis hijos fueron mis primeros clientes que probaban todo y mis amistades”, recordó.

Así comenzó a experimentar con diversas formas de fusionar la comida latina como el arroz, el churrasco, el plátano y otros manjares con la confección del sushi para “elevarlo no solo en sabor, pero calidad que es lo que siempre me ha distinguido”, dijo.

El arroz amarillo, la clave que lo distigue

Mientras que el sushi tradicional se confecciona con arroz blanco de grano corto, Escobar decidió darle un giro y usar el arroz amarillo, un plato de arroz tradicional de color amarillo usualmente utilizado en la cocina española, asiática occidental, marroquí, peruana, caribeña, portuguesa, filipina, afgana, india, de Sri Lanka, sudafricana e indonesia.

Con este arroz le dio vida a ‘El Escobar Roll’ el cual asegura es uno de los favoritos del público que los visita en el local dentro del Bravo Market en Lake Nona ubicado en la 13024 Narcoossee Rd, Orlando, FL 32832.

“El más vendido es el Escobar Roll, por su peculiaridad del arroz amarillo. El segundo es el Paisa Roll (creado por un chef colombiano)”, The Mar y Tierra Roll reveló.

El Escobar Roll fue creado en memoria del patriarca de la familia Escobar. “Juntamos todo lo que a él le encantaba lo fusionamos con sabor asiático”, dijo Escobar mientras elaboraba el famoso platillo.

“Lleva arroz amarillo español que es lo que nos distingue y hace este roll único”, explicaba mientras iba acomodándolo para confeccionar una orden. “Además, le ponemos tempura de camarones, churrasco que nuestro secreto es que es súper suave y la gente nos ha asegurado que no queda gomoso, incluso cuando lo comen después de llevárselo a su casa, le ponemos queso crema y una cubierta con aguacate y plátanos dulces como ese plato latino que no le puede faltar esto por el ladito”, dijo entre risas… “y un toque de salsa chimichurri, salsa de anguila y mayonesa picante. Es una mezcla deliciosa que tienes que probar”, dijo el padre de familia.

“Yo soy creyente de que todo en la vida tiene un propósito y que las cosas se logran con sacrificio y con Dios por delante”,aseveró Escobar.

“Esto no ha sido fácil. Hubo muchas dudas y cuestionamientos, pero hubo mucha gente apoyándome desde mi equipo de trabajo, mi familia, amigos, y especialmente mis hijos, que aquí tengo uno haciendo sushi latino conmigo”, dijo emocionado.

Escobar no dejó de alabar a los miembros de su equipo desde los que manejan la caja para tomar las órdenes, los que trabajan en la cocina y los que confeccionan el sushi a diario. “Es una familia. Juntos hemos logrado sobrevivir el año tan fuerte que tuvimos en el 2020. Lanzar un negocio y darnos a conocer hasta llegar aquí dónde estamos”, sostuvo.

El concepto no empezó de inmediato en un local. “Eso fue cosa del destino el llegar aquí a Bravo Markets en Lake Nona. Este concepto del supermercado latino era nuevo para esta área y cuando me dijeron ‘tenemos un espacio para ti’, les pedí esta esquinita y todo fluyó de maravilla. Ahora no solo viene la gente que nos conoce, pero los que vienen al supermercado y ven nuestro concepto. De verdad que es impresionante porque siempre estamos con movimiento”, agradeció.

Un negocio de familia

A un año de haber iniciado la misión de crear la fusión de sushi latino, ahora recuerda cómo empezó en la cocina de su casa, creando un roll a la vez “y era como una producción completa. Una esquina tenía el arroz, la otra los camarones, los churrascos, todo separado e íbamos montando poco a poco”, rememoró. “Era un trabajo en equipo y seguimos adelante, dándonos a conocer por redes sociales, haciendo entregas directas a las casas. Todos hacíamos delivery, lo llevábamos a donde tuviéramos que llegar. Hasta que eventualmente logramos abrir aquí y ha sido una bendición completa”.

Lo más que le da satisfacción es que “nuestra familia en el negocio sabe que pueden aportar y ser parte de nuestro crecimiento. Así fue que, cuando empezamos full en el local, uno de mis chefs creó otro roll latino que es el The Paisa Roll que no es más que “la bandeja paisa de Medellín, en un roll”. Este tiene arroz amarillo, churrasco, chorizo, aguacate y queso crema envuelto en amarillo con chimichurri, wasabi de miel, y un pedazo de chicharrón encima”, dijo.

También vive la experiencia culinaria con su hijo Cristian Escobar, quien tiene 17 años, y comparte la misma pasión que su padre por la cocina. “Me encantaría continuar este concepto para futuras generaciones. Lo que he aprendido de papi aquí en el negocio y continuar expandiendo por años y generaciones”, dijo el joven.

Cuando se gradúe de la escuela superior, Cristian dice que quiere ”entrar a la escuela de negocios para aprender cómo manejar la empresa y seguir a la escuela culinaria para convertirme en un chef experimentado”, sostuvo.

En Escobar Kitchen le dio vida a The Mar y Tierra Roll, la creación de Cristian quien quiso fusionar su pasión por la comida latina y los mariscos. “Tiene arroz blanco, churrasco, camarones, cangrejo, queso crema y tiene plátano dulce, chimichurri, spicy Mayo y General Tsao sauce.

Otro de los favoritos, y para cumplir con los antojos de la comunidad latina en general, es “el Pabellón Roll ese es en honor a los venezolanos. Es el primer roll con habichuelas negras encima. Tenemos de todo para todos los gustos”, sostuvo.

“Mano, es tan emocionante poder ver esto cómo empezamos en una cocina en casa y cómo ahora estamos aquí en esta zona tan importante. Desde Bravo en Lake Nona estamos para brindarles una experiencia gastronómica especial en la que puedes ver cómo nuestros chefs de sushi preparan nuestros Signature Rolls para que todos disfruten”, dijo Escobar.

”Aquí en Lake Nona estamos con esta esquinita, pero tenemos una cocina fantasma que funciona en las zonas de Kissimmee, Ponciana y todo eso allá más abajo con recogido o entregas al hogar”, explicó Escobar.

El empresario espera poder ampliar su oferta y tener un local completo. “Será nuestro primer restaurante. Acá somos más conservadores, pero allá cuando lleguemos a Kissimmee que están todos nuestros latinos salimos con mofongo, salimos con cuajito, The Escobar Way”, dijo con una enorme sonrisa.

Cuando se acerque la época navideña, ya tiene visualizado el roll de sushi perfecto. “No puedo esperar. Sale ‘La Navidad Boricua’”, dijo. Este será como tener un plato de comida de Navidad enrollado que va a tener el lechón con cuerito, pasteles, el arroz será con gandules, llevará la ensalada de coditos que no faltan en la mesa boricua y mucho más.

“Tienen que estar pendientes porque estas fusiones están apenas comenzando”, invitó.

Si Vas:

Qué: Escobar Kitchen

Dónde: Dentro del Bravo Market en Lake Nona

Narcoossee Rd, Orlando, FL 32832

Cocina fantasma para recogido y entregas: Hacer pedido enviando un mensaje al 407-653-9174 a través de WhatsApp.

Hora: De 12 p.m. a 8 p.m. en Lake Nona, 12 p.m. a 7 p.m. en Kissimmee

Información: https://theescobarkitchen.com/