¿Cómo surgió el domingo como día de descanso?

Alicia Duarte
·2  min de lectura
¿Cómo surgió el domingo como día de descanso?
¿Cómo surgió el domingo como día de descanso?

El concepto de un día de descanso no es algo nuevo, esta idea de tener un día para descansar ha estado presente durante los últimos milenios. Se cree que los primeros en adoptarlos fueron los judios, aunque ellos utilicen el sábado como su día de descanso, conocido como Sabbat.

Desde ese entonces, la semana ya se componía de 7 días, aunque los nombres de los días de la semana eran muy diferentes a como los conocemos hoy. Por ejemplo, en la época de los romanos, los días estaban nombrados en honor a sus dioses:
Dies Solaris: día del Sol
Dies lunae: día de la Luna
Dies Martis: día de Marte
Dies Mercurii: día de Mercurio
Dies Jovis: día de Júpiter
Dies Veneris: día de Venus
Dies Saturni: día de Saturno
No obstante, fue hace 1700 años que los domingos comenzaron a ser el día de descanso que hoy en día es añorado por todos. Todo comenzó el 7 de marzo de 321 cuando el emperador romano Constantino el Grande emitió un decreto diciendo que el domingo sería dictaminado como día de descanso:
“En el venerable día del Sol que los magistrados y las personas que residan en las ciudades descansen, y que todos los talleres cierren. En el campo, sin embargo, que la gente que se ocupa de la agricultura pueda libre y legalmente continuar con sus tareas porque a menudo sucede que otro día no es adecuado para la siembra del grano o la plantación de viñas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda.”

Este famoso emperador es recordado por ser el primer emperador cristiano y que reconoció durante toda su vida al Sol Invicto. Previo al decreto, las personas trabajaban el domingo como cualquier otro día o era conocido por ser el día de paga, aunque había cristianos que no trabajaban y dedicaban ese día al culto religioso. Igualmente, el domingo era conocido por ser el día especial del Sol Invicto, en el cual se realizaba un culto oficial por el Imperio desde 274.

En ese entonces no todas las personas cristianas recibieron felizmente el decreto. Como todo en la vida, hubo rechazo ante ello y siguió habiendo siglos después, puesto que la gente seguía prefiriendo el sábado al domingo. Tanto fue el descontento que en el Sínodo de Laodicea se incluyó en el canon 29 que los cristianos no debían sentirse mal por no descansar el sábado, si podían hacerlo lo debían hacer como cristianos y sino, deberían trabajar en lugar de honrar al Señor ese día.

Por último, cabe mencionar que la palabra domingo viene del nuevo término con el cambio de día para celebrar y honrar a Dios “Dies Dominicus” o Día del señor. ¿Y tú preferirías tener el sábado como día de descanso o el domingo es el adecuado?
Video Relacionado: Nieve cubre de blanco Cerro Colorado en Tijuana