El supuesto cabecilla del "Catargate" acuerda colaborar como "arrepentido"

Bruselas, 17 ene (EFE).- El exeurodiputado socialdemócrata italiano Pier Antonio Panzeri, considerado el cabecilla de la supuesta trama de corrupción en el Parlamento Europeo relacionada con Catar, Marruecos y Mauritaria, acordó hoy colaborar en la investigación judicial belga como "arrepentido".

En virtud del memorando firmado hoy, se prevé "una pena limitada" para Panzeri, que incluye "la prisión, una multa y la confiscación de todos los bienes adquiridos, estimados actualmente en un millón de euros", informó este martes la Fiscalía Federal belga en un comunicado.

"Es la segunda vez en la historia jurídica belga, desde la introducción de la llamada ley 'pentiti' (arrepentimiento, en referencia a la ley italiana que permitía investigar a la Mafia), que estos procedimientos desembocan en la firma de un memorándum", precisó la Fiscalía, que por el momento no facilitará más detalles "por interés de la investigación".

Se trata de un "hecho importante", subrayó la Fiscalía, al informar sobre la firma del "compromiso por el que un solicitante de remordimiento realiza una aportación sustancial y reveladora, declaraciones veraces y completas sobre la participación de terceros y, en su caso, su propia participación en los delitos dentro de dicho expediente".

Panzieri fue acusado el 10 de diciembre pasado de "participar en una organización delictiva como dirigente, blanqueo de capitales y activa y pasivamente de corrupción".

En base al memorándum que ha rubricado Panzeri con la Justicia belga, se compromete en concreto a "informar a los investigadores sobre el "modus operandi" de la trama, los acuerdos financieros con otros países implicados, las estructuras financieras creadas, las partes interesadas de las estructuras creadas y beneficios, la implicación de personas conocidas y desconocidas en la investigación, incluida la identidad de las personas que admite haber sobornado".

El político socialdemócrata, de 67 años y diputado europeo entre 2004 y 2019, fue detenido el pasado 9 de diciembre por las fuerzas del orden de Bélgica, que le decomisaron 600.000 euros en metálico.

La justicia belga ordenó en una primera audiencia celebrada el pasado 14 de diciembre que Panzeri permaneciera en la cárcel mientras se desarrolla la instrucción, decisión que el italiano se disponía a apelar este martes aunque al final renunció a hacerlo.

La decisión del político de Lombardía de no acudir hoy al tribunal se produjo después de que este lunes un tribunal de Brescia, en el norte de Italia, aceptara entregar a Bélgica a Silvia Panzeri, su hija, por su presunta colaboración con el político en la red de sobornos.

Esa decisión puede recurrirse, como ya pasó con la decisión sobre la madre de Silvia Panzeri y esposa del político, Maria Colleoni, cuya entrega se aprobó en diciembre pero quedó paralizada después de que sus abogados alegaran supuestos problemas de hacinamiento en las prisiones belgas y tiene fijada una nueva audiencia el 31 de enero.

En paralelo, el Parlamento Europeo elige mañana entre el socialista luxemburgués Marc Angel, la francesa de los Verdes Gwendoline Delbos-Corfield y la italiana Annalisa Tardino para ocupar el puesto de vicepresidenta de la Eurocámara que se le retiró a la socialdemócrata griega Eva Kailí, cuyo padre fue sorprendido saliendo de un hotel de Bruselas con maletas llenas de dinero en efectivo.

La justicia belga detuvo a Kailí el pasado 9 de diciembre pese a gozar de inmunidad parlamentaria, al considerar que estaba cometiendo un delito flagrante, y se encuentra también en prisión preventiva en Bélgica por su presunta implicación en la red corrupta que presuntamente utilizaron Marruecos, Catar y Mauritania para promover sus intereses en la Eurocámara.

Además de a Panzeri y Kailí, la policía belga arrestó entonces a la pareja sentimental de la política griega y asistente parlamentario Francesco Giorgi y al "lobista" y secretario general de la ONG No Peace Without Justice (Sin paz no hay justicia), Niccolo Figa-Talamanca, todos ellos actualmente en prisión, en una operación en la que los agentes se incautaron en total de más de 1,5 millones de euros, teléfonos y equipos informáticos.

Kailí comparecerá en principio ante el Tribunal de Apelación de Bruselas este jueves y Giorgi el próximo día 26.

Por otro lado, la Eurocámara ha iniciado el proceso para levantar la inmunidad parlamentaria a los socialdemócratas el italiano Andréa Cozzolino y al belga Marc Taraballa, decisiones que se debatirán en las próximas semanas y que previsiblemente se votarán en pleno en febrero.

Ambos eurodiputados forman parte del entorno de Panzeri y Cozzolino, en particular, tiene contratado a Giorgi como ayudante.

(c) Agencia EFE