En supuesto asalto, asesinan a golpes a estudiante en Tlaxcala

TLAXCALA, Tlax., octubre 27 (EL UNIVERSAL).- Víctima de un supuesto asalto, fue asesinado un estudiante del primer semestre de la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), en su campus de Huamantla.

El homicidio ocurrió este jueves, después de que el alumno identificado como Yair "N", quien iba en compañía de uno de sus compañeros de aula, tuvo un desencuentro con otros dos varones con quienes forcejeó sobre la carretera local de El Carmen Xalpatlahuaya, cuando se dirigía a la escuela.

Según testigos, mientras su compañero corrió a buscar ayuda, Yair "N" intentó escapar de sus agresores hacia terrenos de labor aledaños, pero estos le dieron alcance y lo golpearon hasta dejarlo con severos daños en la cabeza.

Los primeros reportes al servicio de emergencia 911 alertaron sobre un estudiante lesionado por arma de fuego y tirado cerca de las vías del tren, pero al llegar lo paramédicos de la Cruz Roja corroboraron que no tenía heridas por proyectil, pero sí estaba severamente golpeado.

Fue trasladado al Hospital General de Huamantla, donde horas después falleció como consecuencia de los golpes que recibió. La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que inició las investigaciones por este homicidio doloso.

Es el segundo estudiante de Tlaxcala que es asesinado en lo que va de octubre; el pasado 20 del mismo mes, Beatriz "N", alumna de la Escuela Normal Lic. Benito Juárez, fue declarada con muerte cerebral después de resultar herida durante un operativo que desplegaron policía estatal para disolver una manifestación de normalistas entre los que había hombres y mujeres.

Tres días después, los médicos del IMSS declararon a Beatriz "N", con muerte definitiva y fue sepultada el pasado martes.

Aunque la PGJE informó que la estudiante perdió la vida como consecuencia de una caída, sus compañeras aseguraron que fue golpeada por las "granadas" de gas lacrimógeno que lanzaron los policías y por eso responsabilizaron al Gobierno del Estado, que encabeza la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros.