“Suprima el embargo”: el reclamo a Biden del mayor productor mundial de vacunas

·2  min de lectura
FILE -- Workers packing the Covishield coronavirus vaccine at the Serum Institute of India in Pune, Jan. 14, 2021. With its own battle against the coronavirus taking a sharp turn for the worse, India has severely curtailed exports of COVID-19 vaccines, triggering setbacks for vaccination drives in many other countries. (Atul Loke/The New York Times)
atul loke/nyt

BOMBAY.- El responsable del mayor fabricante mundial de vacunas, con sede en la India, pidió directamente el viernes al presidente estadounidense, Joe Biden, que ponga fin a un embargo sobre la exportación de las materias primas en medio del avance de la pandemia del coronavirus en el mundo.

Mediante un tuit, Adar Poonawalla, director ejecutivo del Serum Institute de la India (SII), uno de los principales suministradores de vacunas para los países en vías de desarrollo, alertó de las graves dificultades que están experimentando sus clientes para lograr vacunas contra el Covid-19.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Respetado presidente, si queremos sinceramente unirnos en el combate contra este virus, en nombre de la industria de la vacunación fuera de Estados Unidos, le pido humildemente que suprima el embargo sobre la exportación de productos de base, para que la producción de vacunas pueda aumentar”, tuiteó. Por el momento no hubo respuesta inmediata de Biden en Twitter.

Diez razones científicas que sostienen que el coronavirus se contagia por el aire

El SII fabrica el suero de AstraZeneca, pero no consigue hacer frente a la extraordinaria demanda de la vacuna, después de que el gobierno indio también decidiera frenar las exportaciones, ante una segunda oleada de contagios imparable.

Poonawalla advirtió la semana pasada que la producción de su instituto se halla “bajo tensión” y pidió ayuda financiera al Estado.

Además, el SII tenía que ocuparse de la producción de otra vacuna, de la empresa estadounidense Novavax. Pero Estados Unidos restringe la exportación de componentes básicos, lo que en opinión de Poonawalla supone “prohibir las vacunas”.

Un empleado trabaja en un laboratorio en el Serum Institute of India, el mayor productor mundial de vacunas, en Pune, India.  El director ejecutivo del Serum Institute, abastecedor clave del programa global de vacunaciones  COVAX, le pidió al presidente estadounidense Joe Biden en Twitter que levante el embargo sobre las exportaciones dematerias primas necesarias para producir las inyecciones. (AP Foto/Rafiq Maqbool)
Un empleado trabaja en un laboratorio en el Serum Institute of India, el mayor productor mundial de vacunas, en Pune, India. El director ejecutivo del Serum Institute, abastecedor clave del programa global de vacunaciones COVAX, le pidió al presidente estadounidense Joe Biden en Twitter que levante el embargo sobre las exportaciones dematerias primas necesarias para producir las inyecciones. (AP Foto/Rafiq Maqbool)


Un empleado trabaja en un laboratorio en el Serum Institute of India, el mayor productor mundial de vacunas, en Pune, India. El director ejecutivo del Serum Institute, abastecedor clave del programa global de vacunaciones COVAX, le pidió al presidente estadounidense Joe Biden en Twitter que levante el embargo sobre las exportaciones dematerias primas necesarias para producir las inyecciones. (AP Foto/Rafiq Maqbool)

En el mundo se utilizan actualmente una decena de vacunas, y la producción crece exponencialmente, lo que provoca penuria de componentes.

El SII tiene además previsto entregar 200 millones de dosis como parte del Covax, el programa de colaboración público y privado que codirige la Organización Mundial de la Salud (OMS) para distribuir las vacunas antiCovid entre los países pobres.

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, recordó recientemente la “brecha” en el acceso a las vacunas con una fórmula impactante: una de cada cuatro personas vacunadas lo han sido en un pequeño grupo de países ricos, frente a una de cada 500 en algunos países pobres.

Agencias AFP y AP