El Supremo polaco defiende la competencia del poder judicial frente a la UE

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 11 oct (EFE).- La presidenta del Tribunal Supremo (TS) polaco, Małgorzata Manowska, considera que la legislación europea "no puede socavar los principios constitucionales" polacos y que la organización del Poder Judicial es una competencia nacional.

En una entrevista publicada este lunes en el diario polaco Dziennik Gazeta Prawda, Manowska declara que "Polonia ha transferido a la Unión Europea (UE) competencias", pero "sólo en un ámbito muy limitado, según establece claramente el artículo 5 del Tratado de adhesión", que especifica que la Unión "solo tiene aquellas competencias que hayan sido expresamente transferidas".

Según la presidenta del TS, "la organización del Poder Judicial no le ha sido otorgada a la UE", en una interpretación que se conoce después de que el Tribunal Constitucional declarara la semana pasada incompatible con la Constitución de Polonia varias partes del tratado de adhesión de Polonia.

La decisión del TC ha provocado el rechazo de las instituciones comunitarias y este fin de semana miles de personas se manifestaron en Polonia para defender la permanencia del país en la UE pese al desafío legal que plantea el fallo.

A pesar de que recientemente Manowska se manifestó a favor de acatar las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y de modificar la reforma judicial iniciada por Varsovia, dice en la entrevista: "estamos siendo testigos de intentos de ampliar el ámbito de influencia de las instituciones de la UE a expensas de los Estados miembros".

Según la magistrada, "cada vez más asistimos al cuestionamiento de las sentencias del TJUE por los Estados miembros: ha ocurrido recientemente en España y Francia. Esto no es una coincidencia ni un fenómeno que ocurra solo en Polonia".

En julio, el TJUE ordenó a Polonia que suspendiese el funcionamiento de la Sala Disciplinaria que el gobierno creó en 2017, al considerar que su composición y funcionamiento no garantizan su independencia, pero Manowska se negó a hacer cumplir ese mandato porque el Tribunal Constitucional polaco había declarado inconstitucional esa orden.

En opinión de la presidenta, el enfrentamiento entre las instituciones judiciales polacas y las europeas "ha ido demasiado lejos", pero piensa que "no ha sido culpa" del TC, y si Polonia decide introducir cambios en su reforma judicial, "tal decisión no debe tomarse bajo la amenaza de sanciones económicas".

El pasado 7 de septiembre, la Comisión Europea (CE) pidió al TJUE sanciones económicas contra Polonia por incumplir el mandato de suspender el funcionamiento de la Sala Disciplinaria y paralizar los procesos abiertos por ese organismo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.