El Supremo pide que Bolsonaro explique el indulto a un diputado de ultraredecha

·2  min de lectura

Brasilia, 26 abr (EFE).- La Corte Suprema de Brasil pidió este martes al presidente Jair Bolsonaro que explique el indulto que concedió a un diputado de ultraderecha apenas 24 horas después de que ese tribunal lo condenó a ocho años de prisión.

El pedido de explicaciones fue formulado por la magistrada Rosa Weber, responsable en el Supremo de examinar la constitucionalidad del perdón otorgado a Daniel Silveira, diputado condenado por unas graves amenazas a esa corte y a las instituciones democráticas, y por hacer apología a la dictadura, entre otros delitos.

En el mismo sentido se pronunció el magistrado Alexandre de Moraes, instructor del proceso en el que fue condenado Silveira, que pidió las mismas explicaciones a la defensa del diputado, y la instó a informar el por qué de la desconexión de una tobillera electrónica que el legislador debe usar por orden judicial.

El indulto otorgado por Bolsonaro al diputado de su base de ultraderecha ha generado una enorme polémica en Brasil y reavivado las tensiones entre el jefe del Ejecutivo y la Justicia, en pleno inicio del proceso para las elecciones de octubre, en las que el mandatario intentará renovar su mandato.

En los círculos jurídicos no se discute que Bolsonaro actuó en el marco de las facultades que le concede la Constitución, que le reserva al Presidente de la República la concesión de un indulto.

Sin embargo, existen dudas sobre una decisión de esa naturaleza cuando la sentencia aún no había sido publicada y también en torno a la supuesta motivación política del indulto, que Bolsonaro ha justificado como una defensa de la "libertad de expresión" y la inmunidad parlamentaria.

Silveira fue condenado en el marco de investigaciones sobre la difusión de noticias falsas y amenazas a jueces y políticos en las redes sociales, que tiene en la mira al propio Bolsonaro y a muchos simpatizantes de su Gobierno.

Ese proceso ya causó serios conflictos entre la Corte Suprema y Bolsonaro, quien además está enfrentado a la Justicia electoral por las dudas que ha sembrado en relación a la transparencia de las urnas electrónicas en que votan los brasileños desde 1996.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) ha defendido la limpieza del proceso, que desde la implantación del voto electrónico no ha sido objeto de una sola denuncia de fraudes, pero Bolsonaro afirma, sin prueba alguna, que ese sistema propicia las trampas.

El mandatario ha llegado a sugerir que dentro del TSE existen personas que "conspiran" para intentar favorecer en los comicios de octubre a su mayor antagonista político, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que hasta hoy lidera todas las encuestas de opinión.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.