Supremo hongkonés revoca la condicional del magnate Lai, que vuelve a prisión

Agencia EFE
·3  min de lectura

Hong Kong, 31 dic (EFE).- El Tribunal Supremo de Hong Kong revocó hoy la libertad bajo fianza del magnate de la comunicación Jimmy Lai, al permitir la apelación de la fiscalía contra esa medida en aplicación de la ley de seguridad nacional aprobada por Pekín, por lo que el opositor ha vuelto a la cárcel por segunda vez.

El propietario del diario opositor Apple Daily, de 73 años, había sido puesto en libertad el pasado 23 de diciembre bajo una fianza de 10 millones de dólares de Hong Kong (1,3 millones de dólares o 1 millón de euros) por el Tribunal Superior de la ciudad.

La fiscalía recurrió, sin embargo, esa decisión ante el Supremo, en el que supone el primer caso que trata la máxima instancia judicial hongkonesa bajo la ley de seguridad nacional, que entró en vigor el pasado 30 de junio.

El Supremo determinó que Lai debe permanecer detenido hasta que se celebre, el 1 de febrero de 2021, la vista de un comité de apelaciones sobre el recurso contra su libertad bajo fianza.

El fiscal Anthony Chau, que representa al Gobierno local de Hong Kong, argumentó que el artículo 42 de la ley de seguridad nacional establece que no se puede conceder libertad bajo fianza a un acusado a menos que haya suficientes argumentos para creer que no continuará cometiendo actos que pongan en peligro la seguridad nacional.

Chau dijo que, dada la "ideología radical" de Lai y el hecho de que sea propietario de un medio de comunicación en Hong Kong, es probable que pueda dar instrucciones a otras personas para realizar actos que comprometan la seguridad nacional.

Lai fue detenido el pasado 8 de agosto acusado de "conspiración con fuerzas extranjeras" y "empleo de palabras sediciosas" en aplicación de la ley de seguridad nacional, aunque dos días después quedó en liberta bajo fianza.

Ese mismo día, la Policía registró la redacción del diario Apple Daily durante tres horas y detuvo a al menos nueve personas: Lai, sus dos hijos, varios ejecutivos del grupo mediático que encabeza y dos activistas del movimiento prodemocrático de la ciudad.

El pasado 3 de diciembre fue acusado de fraude por un tribunal de Kowloon, uno de los distritos de Hong Kong, por lo que ingresó en prisión preventiva.

El 11 de diciembre la Policía local le acusó de violar la ley de seguridad por "confabulación con fuerzas extranjeras" con el objetivo de "poner en peligro la seguridad nacional", uno de los delitos contemplados en la citada ley, que puede acarrear cadena perpetua.

El 23 de diciembre, el Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong le concedió la libertad bajo fianza con numerosas condiciones, además de las económicas.

Entre ellas, permanecer en su casa salvo para presentarse en comisaría tres veces por semana o comparecer ante la justicia, lo que suponía un arresto domiciliario 'de facto'.

Lai, dueño del grupo de medios Next Digital, debía entregar además su pasaporte y se le prohibió "usar redes sociales, conceder entrevistas, hacer declaraciones públicas, reunirse con funcionarios extranjeros o 'conspirar con fuerzas extranjeras'".

Hasta el momento era el único de los cuatro acusados bajo la polémica ley de seguridad nacional de Hong Kong al que, hasta la fecha, se le había concedido la libertad bajo fianza.

Esta controvertida ley contempla penas de hasta cadena perpetua para supuestos de "confabulación con fuerzas extranjeras" o "secesión".

(c) Agencia EFE