El Supremo griego mantiene la vacunación obligatoria de sanitarios

·3  min de lectura

Atenas, 30 ago (EFE).- El Tribunal Supremo Administrativo heleno rechazó este lunes la petición de los médicos de suspender la ley que obliga al personal sanitario a vacunarse contra la covid-19 a partir del 1 de septiembre.

Más de un centenar de médicos y personal sanitario, así como el sindicato de los hospitales públicos (Poedin) habían presentado una demanda cautelar contra esta ley, que suspende los contratos en el sistema de salud público de todos los empleados que no hayan recibido hasta la citada fecha al menos la primera dosis de la vacuna.

El sindicato se ha pronunciado a favor de la vacunación pero se opone a su carácter obligatorio, con el argumento de que viola las disposiciones de la Constitución que protegen la libertad individual.

El Gobierno adoptó esta ley el pasado julio ante el crecimiento constante de los contagios por la covid-19. Para los médicos y personal sanitario del sector privado, así como para los farmacéuticos, la ley prevé multas.

Según la presidenta del sindicato de los médicos de hospitales públicos, Matina Pagoni, el 94 % de este colectivo ya está vacunado. El sindicato del personal sanitario, por su parte, afirma que el 82 % de sus trabajadores están vacunados y alrededor de un 11 % dispone de anticuerpos por haber sido contagiados en el pasado.

La vacunación contra la covid-19 ya es obligatoria para el personal de los centros para mayores desde mediados de agosto, donde hubo ya las primeras suspensiones de contratos, al tiempo que ha aumentado el ritmo de inmunización.

El Ejecutivo examina además ampliar los sectores de trabajadores del sector público y privado, para quienes la vacunación será obligatoria.

Según los medios locales, se está estudiando la obligatoriedad para los uniformados y los funcionarios que están en contacto con el público, así como para el personal de la restauración, a comenzar por los que tienen entre 50 y55 años, que, en el caso de contagio, tienen más posibilidades de ser hospitalizados.

Mientras, el número de los nuevos contagios diarios está constantemente por encima de los 3.000 y aumenta con rapidez la presión sobre el sistema de salud pública. El 68 % de las camas de covid-19 a nivel nacional ya están ocupadas.

Pese a ello, la nueva ley ha cosechado críticas no solo entre los afectados y el domingo varias miles de personas se manifestaron contra la vacunación obligatoria en Atenas y Salónica, la segunda ciudad más grande del país.

El Gobierno intenta acelerar el ritmo de vacunación que, de unas 100.000 vacunas al día a comienzos de verano bajó a 20.000 o menos a mediados de agosto. Así, Grecia quiere vacunar al menos a un millón más de personas para acercarse a las tasas de vacunación de España o Portugal.

Alrededor del 56 % de los ciudadanos ha sido inoculado con una dosis mientras que algo más del 53 % ya ha recibido la pauta completa.

Desde que comenzó la pandemia, Grecia ha registrado 581.315 contagios y 13.636 muertes por covid-19.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.