El Supremo de Brasil deja en prisión a más de 900 acusados tras insurrección golpista

REUTERS - RICARDO MORAES

Concretamente, Alexandre de Morães, presidente del máximo órgano judicial del país y quien ha mantenido siempre una tensa relación con el ala más extremista del bolsonarismo, ordenó mantener tras las rejas a 942 acusados por los ataques golpistas en Brasilia el pasado 8 de enero al tiempo que liberó a 464 tras lo que denominó una "afronta contra el mantenimiento del Estado de derecho". Por su parte, el ministro de Justicia eximió a las Fuerzas Armadas de su responsabilidad en tales eventos.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil continúa su investigación contra los perpetradores del asalto a los tres Poderes del Estado el pasado 8 de enero por parte de seguidores radicales del expresidente de ultraderecha Jair Bolsonaro.

De los hasta ahora más de 1.400 detenidos, el Alto Tribunal ordenó mantener bajo prisión preventiva a 942 de ellos, según informó el viernes Alexandre de Morães, titular del órgano judicial. En sus deliberaciones, adujo que estas personas todavía detenidas pasan directamente a un régimen de prisión preventiva, que no concreta tiempos para emitir una sentencia sobre el caso.

Serán juzgados, eso sí, por delitos de "destrucción de predios públicos, actos de terrorismo, asociación criminal, abolición violenta del Estado democrático de derecho, golpe de Estado, amenaza, persecución o incitación al crimen", según reza el auto del Supremo.

Por su parte, 464 personas quedaron bajo "libertad provisional" aunque con medidas cautelares. Serán monitoreados con pulseras electrónicas y deberán presentarse físicamente ante las autoridades cada lunes. Anteriormente, otras casi 700 personas fueron liberadas por "razones humanitarias" según informó la Policía Federal, aunque no quedarán exentos de ser investigados.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
'Lula' despide a los militares sospechosos de ser bolsonaristas tras el asalto en Brasilia
Brasil: 'Lula' y el Ejército, entre la guerra y la paz
Ex jefe de Seguridad de Brasilia, acusado de "connivencia" en el asalto del 8 de enero