El Supremo de Brasil condena el hostigamiento de bolsonaristas a sus jueces

Brasilia, 14 nov (EFE).- La presidenta de la Corte Suprema de Brasil, Rosa Weber, condenó este lunes el hostigamiento sufrido por algunos de los jueces del tribunal de parte de seguidores del presidente del país, Jair Bolsonaro, en Nueva York (EE.UU).

"El Supremo Tribunal Federal repudia los ataques sufridos por magistrados de la corte, en Nueva York", señaló Weber, una de los once magistrados que integran la máxima instancia judicial de Brasil.

Weber afirmó que "la democracia, fundada en el pluralismo de ideas y opiniones", es "absolutamente incompatible con actos de intolerancia y violencia, inclusive moral, contra cualquier ciudadano", como forma para "legitimar el disenso".

Diversos videos que circulan en redes sociales y que fueron divulgados por medios locales brasileños muestran a simpatizantes del líder ultraderechista insultando gravemente y acosando a miembros del Supremo durante su estancia en Nueva York.

Algunos jueces de la corte, entre ellos Luís Roberto Barroso, Gilmar Mendes, Alexandre de Moraes y Ricardo Lewandowski, se encuentran en esa ciudad estadounidense para participar en una serie de conferencias organizadas por líderes empresariales.

Desde la celebración de las elecciones presidenciales, el 30 de octubre, simpatizantes de Bolsonaro se niegan a aceptar la derrota en las urnas del actual gobernante frente al líder progresista Luiz Inácio Lula da Silva, bajo el pretexto infundado que hubo "fraude".

La diputada Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, también se pronunció sobre el asunto y calificó de "lamentable" que los jueces del Supremo "sean perseguidos y atacados".

"Brasil necesita armonía; el Estado Democrático de Derecho, asegurado y el 'golpismo', derrotado", expresó Hoffmann en sus redes sociales.

Los primeros días que siguieron a los comicios se produjeron cientos de bloqueos en carreteras del país, promovidos por votantes del capitán retirado del Ejército, que también han acampado en cuarteles del Ejército para pedir un golpe contra el mandatario electo.

Bolsonaro todavía no termina de reconocer claramente su derrota, aunque el Gobierno ya ha iniciado el proceso de transición con el equipo designado por Lula, quien asumirá el poder el próximo 1 de enero.

A lo largo de su mandato, que empezó en enero de 2019, Bolsonaro ha descalificado públicamente a los jueces del Supremo y los ha acusado de maniobrar en favor de Lula, además de sembrar sospechas sobre la transparencia del sistema de votación.

(c) Agencia EFE