Suprema Corte de México ordena liberar a francesa

MÁS DESTACADO EN AMÉRICA LATINA

MEXICO (AP) — Un panel de la Suprema Corte de México ordenó el miércoles liberar a una ciudadana francesa sentenciada a 60 años de prisión por secuestro, tras considerar que hubo graves violaciones a sus derechos, en un fallo que mientras fue elogiado por Francia enfureció a algunas víctimas de secuestro y activistas.

Con tres votos a favor y dos en contra, la primera sala del máximo tribunal mexicano resolvió dar un amparo a favor de la francesa Florence Cassez, cuyo caso ha mantenido por varios años la atención nacional e internacional e incluso tensó las relaciones entre México y Francia.

Un convoy policial escoltó horas después una camioneta fuera de la prisión donde permanecía Cassez. Presumiblemente la francesa era trasladada en ese vehículo rumbo al aeropuerto internacional de la ciudad de México, mientras familiares de víctimas de secuestro gritaban "¡asesina!" al paso de la unidad.

Cassez, de 38 años, a quien los mexicanos ya consideraban una celebridad, o como su abogado describió "la villana más conocida del sistema judicial mexicano", se declaró inocente desde su arresto en diciembre de 2005. En 2008 fue sentenciada por ayudar a su entonces novio y su banda en varios secuestros.

El presidente de Francia, Francois Hollande, envió un mensaje por cadenas de televisión en Francia en el cual felicitó a las autoridades judiciales mexicanas por liberar a Cassez.

"Le quiero decir que es bienvenida con todo el apoyo que necesite", expresó Hollande. "Quiero reconocer al sistema de justicia mexicano porque dieron prioridad a las leyes. Tuvimos confianza en él. Y ahora podemos decir que entre Francia y México, existe la mejor relación posible".

El mandatario mexicano Enrique Peña Nieto dijo brevemente a la prensa que será "absolutamente respetuoso" del fallo.

Arturo Argente, experto en derecho del privado Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, dijo a The Associated Press que el fallo muestra "la ineficiencia con la cual funcionan" las agencias de procuración de justicia al incurrir en irregularidades que afectan un proceso.

"Aquí no sabemos si es culpable o no, pero de que se violaron sus derechos constitucionales, eso está más que probado", dijo. "Me congratulo de que realmente tengamos una Suprema Corte que le de validez a nuestros derechos constitucionales sin importar la nacionalidad", añadió Argente.

La madre de Cassez se reunió con la primera dama de Francia, Valerie Trierweiler, en un departamento en Paris para esperar la resolución del máximo tribunal.

"Estoy loca de felicidad. No puedo decir nada más. Todavía no me lo creo", dijo Charlotte Cassez, al celebrar en un café con personas que apoyaron a Cassez.

Los cinco ministros de la primera sala, encargada de revisar asuntos penales, coincidieron en que hubo violaciones a los derechos humanos de Cassez, aunque discreparon sobre si eso debería obligar un nuevo juicio o su liberación.

Entre las violaciones argumentadas por los ministros está el montaje televisivo, un día después de su detención, lo cual implicó un retraso en su entrega a las autoridades.

Las autoridades y la cadena televisiva más grande de México, Televisa, admitieron que el arresto de Cassez había sido escenificado y que en realidad, ella había sido capturada en otro lugar un día anterior. Las imágenes de ese cateo en un rancho al sur de la Ciudad de México son muy conocidas y siguen siendo transmitidas a la fecha en los noticieros más vistos en el país.

Los ministros señalaron que la falta de asistencia consular inmediata también se tradujo en una violación a la presunción de inocencia y afectó el proceso.

"Si se hubiera puesto oportunamente a disposición la quejosa y si se hubiera dado oportunamente el aviso consular, el montaje no se hubiera podido realizar y el asunto sería absolutamente otro", dijo el ministro Arturo Zaldívar.

Inicialmente los miembros del tribunal discutieron un proyecto en el que originalmente se proponía que un tribunal volviera a revisar el caso sin considerar varias pruebas consideradas "contaminadas" o "afectadas" para que emitiera una nueva sentencia.

El proyecto, sin embargo, fue rechazado por cuatro miembros de la sala, por lo que al final la encargada de elaborar el texto les propuso a sus compañeros cambiar el sentido para que más que pedir un nuevo juicio se le concediera el amparo y la libertad inmediata.

Al final, tres de los ministros votaron a favor de la libertad inmediata.

"Es un mensaje contundente de justicia y de respeto a los derechos humanos", dijo Agustín Acosta, abogado defensor de Cassez.

La decisión del máximo tribunal provocó enojo entre conocidos activistas y las víctimas de los secuestros por los cuales Cassez había sido condenada.

"Hoy le abren la puerta a la impunidad. Hoy queda libre muchísima gente, y bueno, creo que este país, si ya vivimos en inseguridad, va a ser mucho más", dijo a los medios la activista Miranda de Wallace, quien también se postuló como candidata a la ciudad capitalina en 2012.

Ezequiel Elizalde, víctima de secuestro que testificó contra Cassez, dijo en Milenio Televisión que el sistema de justicia mexicano perdía credibilidad y que los ciudadanos ya no deberían depender en las autoridades.

"Tenga un arma, ármense y no hagan caso al gobierno", expresó.

Mientras los reporteros se reunieron fuera de la prisión donde estaba Cassez, la esposa de una de las víctimas de secuestro llegó al lugar.

Michelle Valadez, de 34 años, dijo que su esposo Ignacio fue secuestrado y mantenido cautivo por tres meses durante 2005. Dijo que fue víctima del grupo encabezado por el novio de Cassez.

"Pagamos su rescate, pero igual lo mataron", dijo la mujer a la AP. "No se vale que nos hayan hecho eso, no se vale que la liberen", añadió.

La francesa fue detenida en el sur de la Ciudad de México junto con un mexicano acusado de encabezar una banda de secuestradores, luego de un supuesto operativo en el que fueron rescatados dos adultos y un menor, mientras la televisión mexicana cubría lo que decían era una operación en vivo.

El caso comenzó a desatar polémica tanto en México como en Francia luego de que la policía mexicana reconoció que habían reconstruido la captura de la francesa para los medios de comunicación, un día después de que fue aprehendida.

"En este país no podemos pasar por alto que la policía obtenga sus evidencias con la alteración de pruebas", dijo Luis González Placencia, presidente de la comisión de derechos humanos de la Ciudad de México. "Nunca vamos a saber si Florence es culpable o inocente pero si sabemos que hay personas con nombre y apellido que son responsables de haber corrompido el proceso".

Cassez fue originalmente sentenciada en 2008 a 96 años de prisión tras encontrarla un juez culpable de la comisión de cuatro secuestros. Sin embargo, un año después se le redujo la pena a 60 años, tras ser absuelta de uno de los secuestros.

Acosta dijo que su defendida podría salir del penal, el miércoles por la noche, a solo horas de que los ministros tomaran la decisión. Espera que las autoridades migratorias acompañen a Cassez en un vuelo comercial de vuelta a Francia.

___

E. Eduardo Castillo está en Twitter como: —https://twitter.com/EECastilloAP

___

Las periodistas de The Associated Press Olga R. Rodríguez, en Ciudad de México y Sarah DiLorenzo en París colaboraron para este despacho.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK