Suprema Corte México invalida creación polémico padrón de telefonía móvil

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, Arturo Zaldívar, rinde su tercer informe anual de actividades, en Ciudad de México

Por Cassandra Garrison y Valentine Hilaire

CIUDAD DE MÉXICO, 25 abr (Reuters) -La Suprema Corte de México (SCJ) decidió el lunes que un plan para crear un padrón nacional de usuarios de teléfonos móviles con datos biométricos es inconstitucional, en un golpe al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que respaldaba la medida.

La decisión supone un alivio para las compañías de telefonía móvil, que habrían tenido que cubrir los costos de la recopilación de datos.

De los 11 ministros del máximo tribunal, nueve se sumaron a la invalidación del registro, que habría incluido huellas dactilares o biometría ocular, por considerar que era inconstitucional, y dos votaron a favor de la invalidación parcial.

La iniciativa, respaldada por los legisladores del partido gobernante, Morena, de López Obrador, fue aprobada inicialmente por el Senado en abril de 2021.

El registro, conocido como Panaut, se presentó como una herramienta para combatir la delincuencia en México, que tiene uno de las mayores niveles de secuestro en el mundo, al dificultar que criminales permanecieran en el anonimato al comprar teléfonos móviles.

La creación del Panaut se suspendió tras enfrentarse a la oposición del regulador del sector, el IFT y el organismo nacional de transparencia y protección de datos personales, el INAI. El Gobierno argumentaba que el padrón era necesario para reducir los delitos de extorsión y secuestro.

Los magistrados argumentaron que el registro violaría derechos humanos y no salvaguardaría adecuadamente los datos sensibles.

"El padrón nacional de usuarios de telefonía móvil no resulta una medida necesaria en una democracia, pues no mantiene un equilibrio entre la necesidad de datos en circunstancias limitadas y el derecho a la privacidad", dijo la ministra Norma Lucía Piña Hernández.

El registro habría afectado a los más de 120 millones de líneas móviles de México, la mayoría de las cuales utilizan tarjetas SIM de prepago.

América Móvil, AT&T Inc y otros operadores se habrían encargado de recopilar los datos de los clientes, incluidas las huellas dactilares o la biometría ocular, para enviarlos a un registro gestionado por el IFT. Esa información habría estado a disposición de las fuerzas de seguridad que la solicitaran.

El IFT no hizo ningún comentario inmediatamente. El INAI celebró la decisión de la SCJ y dijo en un comunicado que el fallo reconoce que el Panaut infringe "desproporcionadamente" derechos fundamentales y resulta incompatible con los estándares de una sociedad democrática.

La asociación de internet de México dijo el año pasado que la implementación del registro costaría a la industria cientos de millones de dólares.

(Reporte de Cassandra Garrison y Valentine Hilaire, con reporte adicional de Adriana Barrera; editado por Raúl Cortés Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.