Suplementos dietéticos ¿cuáles pueden afectar al corazón?

tvicente@holadoctor.net
·5  min de lectura
Suplementos dietéticos ¿cuáles pueden afectar al corazón?
Suplementos dietéticos ¿cuáles pueden afectar al corazón?



Comer frutas, vegetales, legumbres y cereales, limitar o evitar las grasas, sales, azúcares, tabaco y alcohol, y realizar actividad física frecuentemente, son hábitos que debes incorporar para mantener sano a tu corazón.

Algunas personas también recurren a utilizar suplementos dietéticos, aunque los profesionales alertan sobre los efectos contraproducentes que estos productos pueden causar. Aquí veremos por qué y qué suplementos pueden ser peligrosos para el corazón.

Los suplementos dietéticos son productos que incluyen diferentes ingredientes, como aminoácidos, enzimas, hierbas, minerales o vitaminas. Es común encontrarlos en forma de cápsulas, geles, líquidos, polvos o tabletas.

Los suplementos se consumen para cubrir una deficiencia nutritiva o reducir el riego de ciertas enfermedades. Nunca deben usarse como sustitutos de los tratamientos convencionales o de las dietas saludables.

Incluso cuando se los usa como complementos, se debe tener mucho cuidado, ya que pueden interactuar con los medicamentos.

Esto toma especial relevancia dado que, aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) regula la producción de suplementos, no lo hace de manera tan estricta como con los medicamentos de venta libre o recetados.

  • ¿Alimentos o suplementos? Cuál es mejor para obtener nutrientes

Por eso, es difícil conocer con certeza si los suplementos que se consumen están libres de impurezas. Actualmente, existe evidencia que muestra que los siguientes suplementos pueden interactuar con medicamentos y afectar el funcionamiento del corazón:

Suplementos de ajo

El ajo (Allium sativum L.) es una de las plantas más estudiadas, a raíz de sus usos en medicina tradicional y natural. Numerosos ensayos analizaron sus efectos fungicidas, anticoagulantes, bacteriostáticos, hipoglucémicos, hipotensivos, hipocolesterolémicos y anticancerígenos.

También existen suplemento de ajo, que se usan para reducir los niveles de colesterol y presión arterial. Sin embargo, también pueden aumentar los niveles en sangre y efectos de algunos medicamentos, como:

  • Anticoagulantes: causando sangrado.

  • Medicamentos para reducir el colesterol: causando daño muscular.

  • Medicamentos para la hipertensión: causando descensos peligrosos de la presión arterial.

Suplementos de arroz de levadura roja

El arroz de levadura roja (Monascus purpureus) es, como su nombre lo indica, una levadura de color rojo purpúreo que crece y se desarrolla en los granos de arroz.

Su cultivo y consumo tiene una tradición de más de mil años en la cocina asiática, donde se utiliza para la alimentación, como conservante de carnes, colorante, saborizante, en la preparación de fermentos para algunas bebidas alcohólicas, y con fines medicinales.

Sus suplementos contienen monacolina K, un compuesto similar al ingrediente activo de la lovastatina (Mevacor), un fármaco para reducir el colesterol.

Aunque pequeños estudios sugieren que puede ser una opción útil para este fin, especialmente para personas que no toleran las estatinas, los expertos advierten que los suplementos de arroz de levadura roja pueden interactuar con otros medicamentos para el colesterol, causando dolor en los músculos o incluso una degradación muscular potencialmente mortal.

Suplementos de calcio

El calcio es el mineral más abundante en nuestro cuerpo, el 99% de él se concentra en nuestros huesos y dientes.
En los últimos años, los suplementos de calcio fueron noticia ya que su uso se vinculaba a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Aunque recientes revisiones no encontraron una relación clara, los expertos advierten que, al no conocer el porcentaje de calcio que poseen, así como otros de sus ingredientes, consumir suplementos de calcio puede aumentar el riesgo de sufrir náuseas, vómitos, confusión y otros síntomas neurológicos.

Además, la ingesta excesiva de suplementos de calcio se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedad renal y cáncer de próstata.

Suplementos de L-arginina

La L-arginina es un aminoácido semiesencial, porque si bien el cuerpo la sintetiza normalmente en cantidades suficientes, muchas veces se requiere que se la suplemente.

También es un componente básico del óxido nítrico, una molécula que ayuda a relajar y abrir los vasos sanguíneos. Por ello, sus suplementos se comercializan para aumentar la circulación, disminuir la presión arterial y promover las erecciones.

Sin embargo, existe evidencia que indica que el uso prolongado de suplementos de L-arginina, especialmente en personas que tuvieron un ataque cardíaco o padecen problemas cardiovasculares, puede aumentar los efectos de ciertos medicamentos para el corazón.

Por ejemplo, de los hipotensivos, disminuyendo en exceso la presión arterial, o de los anticoagulantes, provocando hemorragias.

Qué hacer para prevenir el daño cardiovascular

Para evitar los posibles efectos secundarios de los suplementos dietéticos, lo mejor es:

  • Respetar las instrucciones, sin exceder las dosis y tiempo de consumo recomendado.

  • Llevar un registro de los suplementos que consumes, así como de los medicamentos con los que puedes llegar a combinarlos.

  • Elegir marcas de confianza.

También es importante recordar que, aunque los suplementos facilitan la ingesta de ciertos nutrientes, nunca serán un sustituto de los alimentos. Por ello, procura obtener las vitaminas, aminoácidos o minerales que necesitas mediante la alimentación.

En lugar de suplementos de calcio, puedes optar por productos lácteos, vegetales de hoja verdes, pescados, o frutos secos. En lugar de tomar suplementos de L-arginina, incorpora en la dieta avellanas, nueces, almendras, anacardos, cacahuates, semillas, pasas, coco, gelatina, carnes o avena.

Aunque en algunos casos los suplementos son complementos útiles para combatir enfermedades, incorporar buenos hábitos de vida sigue siendo la mejor forma de mantenerte sano. En el caso del cuidado del corazón, puedes:

  • Mantener una dieta rica en frutas, vegetales, legumbres, semillas y cereales. Una buena forma de lograrlo es mediante la dieta DASH o mediterránea.

  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas, así como productos ultraprocesados.

  • Evitar el tabaco.

  • Realizar ejercicio frecuentemente.

  • Controlar el estrés.

  • Realizar exámenes médicos regularmente.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), Asociación Estadounidense del Corazón, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Escuela de Medicina Harvard.