Supervisa Salud de Chiapas puntos migratorios

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., marzo 20 (EL UNIVERSAL).- El secretario de Salud de Chiapas, José Manuel Cruz Castellanos realizó un recorrido por la frontera México-Guatemala, donde desde el pasado 17 de marzo, el gobierno del presidente Alejandro Giammattei estableció un cerco sanitario para evitar la propagación del coronavirus en el país centroamericano.

"En Chiapas las medidas de prevención y vigilancia epidemiológica ante la pandemia que se presenta por el COVID-19 son efectivas y se siguen fortaleciendo a lo largo y ancho de la entidad, con acciones puntuales como la información y atención a nuestros hermanos migrantes", afirmó el funcionario.

Tras realizar un recorrido aéreo por la zona limítrofe con el vecino país de Guatemala, en el que estuvo acompañado por el secretario de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno, el responsable de la política sanitaria señaló que el gobernador Rutilio Escandón instruyó atender la protección a la población, por ello Chiapas hoy cuenta con acciones de vigilancia en todos sus entradas, aéreas, terrestres y marítimas, lo que permite tener una efectiva mitigación local de la pandemia que hoy se presenta en varias regiones del mundo.

Como parte de las acciones de prevención, Cruz Castellanos dispuso establecer un puesto de control médico, como ya lo ha hecho en los aeropuertos de Tuxtla, Tapachula y Palenque, donde médicos y enfermeras con termómetros electrónicos verifican la temperatura corporal de los viajeros.

El secretario de Salud puso en marcha el puesto de vigilancia en el cruce de la carretera Panamericana 190 y la federal 201, en el punto conocido como El Flamboyán.

Ahí, médicos y enfermeras checarán la temperatura corporal de los automovilistas que pasan por ahí.

En la frontera México-Guatemala, además de los pasos oficiales, el Ejército y la Policía Nacional Civil de Guatemala mantienen un control estricto para evitar el paso de personas que no sean de nacional guatemalteca.