Un supermicrobio escapado de un hospital aparece en una isla remota

José de Toledo
·3  min de lectura
Panoramic view of Port Blair. Andaman District. Andaman Islands. Andaman And Nicobar Islands. India. (Photo by: Natraj Vemuri/IndiaPictures/Universal Images Group via Getty Images)
Port Blair. Andaman District. Andaman Islands. Andaman And Nicobar Islands. India. (Photo by: Natraj Vemuri/IndiaPictures/Universal Images Group via Getty Images)

Los supermicrobios o superbichos – del inglés superbugsse están convirtiendo poco a poco en un auténtico problema a nivel sanitario. Y con razón, ya que a lo se llama supermicrobio es a un organismo, generalmente una bacteria aunque puede ser también un hongo, que provoca una enfermedad pero que es resistentes a un número importante de antibióticos distintos. Por eso resulta tan mala noticia que se haya encontrado un microorganismo de este tipo por primera vez en la naturaleza.

Y no en cualquier sitio, no. En una playa de una isla remota, entre La India y Birmania. En concreto ha aparecido en el archipiélago de Las Islas de Andamán y Nicobar, un lugar poco frecuentado.

Pero ¿qué es lo que ha aparecido? El “superbicho” en cuestión es un tipo de levadura, un hongo de la especie Candida auris. Y esto ya de por sí es interesante, porque este superbicho es toda una incógnita. Nadie sabe de dónde sale.

Candida auris es bien conocida en los hospitales, donde genera problemas muy serios. Aparece, nadie sabe muy bien cómo, y una vez ha conseguido colonizar un hospital resulta muy complicado deshacerse de este hongo. Pero fuera de los hospitales, es un perfecto desconocido.

Nadie tiene muy claro el origen de este patógeno. Se empezó a detectar hace no mucho tiempo como una infección, pero fuera de los lugares contaminados nadie parece tener muy claro dónde buscarlo.

Y sin embargo ha aparecido en una isla remota del océano Índico. No es que haya aparecido algo parecido, o una versión salvaje del hongo super-resistente a antibióticos que ataca hospitales, no. La cepa encontrada es muy similar, extremadamente similar, a la que se puede encontrar colonizando centros sanitarios.

¿Cómo ha llegado? Para esta pregunta, caben dos respuestas. Una muy directa y sencilla: arrastrada por el agua, desde algún punto en que se haya realizado un vertido. Una hipótesis que tiene mucho sentido.

Pero que no está demostrada, y que deja sitio a otra más interesante, una que los científicos están intentando resolver. ¿Y si lo que ha aparecido en la playa de esta isla remota es, realmente, una versión salvaje? Por decirlo de alguna manera, la proto-infección, la levadura patógena que existía antes de llegar a los hospitales.

Esto explicaría el origen de la Candida auris. La idea con la que se trabaja es que este hongo, que ya provocaba infecciones en otros animales, se ha adaptado al aumento de las temperaturas que trae el cambio climático. Y en esta adaptación, ha conseguido infectar a los seres humanos.

Los hongos patógenos son relativamente habituales en animales de sangre fría, como en los anfibios. Pero para muchas de estas infecciones, el cuerpo humano es un lugar inhóspito por la alta temperatura corporal que tenemos. Si la levadura se ha adaptado al aumento de temperaturas, podría haberse adaptado también a un hospedador, una víctima, de temperatura más elevada.

O tal vez algún turista que visitó las islas estaba infectado y allí se ha quedado el superbicho. En cualquier caso, es la primera vez que se encuentra en la naturaleza, y eso ya debería preocuparnos.

Más historias que te pueden interesar