Supermercados Matmissionen: productos un tercio más baratos para personas en situación de riesgo

Interior de uno de los supermercados Matmissionen en Suecia
Interior de uno de los supermercados Matmissionen en Suecia

Interior de uno de los supermercados Matmissionen en Suecia

La crisis económica mundial derivada de la guerra en Ucrania amenaza con extenderse buena parte del 2023 en prácticamente todos los países, tanto en los más vulnerables como en aquellos que gozan de una economía robusta.

En un contexto en el que la subida de los precios de los productos básicos ha llevado a buena parte de los gobiernos a elaborar planes para controlar la inflación, las ayudas para llenar la cesta de la compra y regular los precios de en los supermercados son cruciales para muchas familias.

En Suecia, que despide 2022 con una histórica inflación acumulada del 10,1% y la amenaza de la recesión el próximo año, el caso de los supermercados Matmissionen ha revelado las dificultades que atraviesa buena parte de los más de 10 millones de habitantes que tiene el país.

“La inflación continúa siendo alta y la caída de la economía será más profunda y más larga de lo que creía el Gobierno”, señaló hace unos días la ministra de Finanzas del nuevo gobierno en Suecia, Elisabeth Svantesson. Tal como recoge la agencia EFE, los pronósticos oficiales apuntan a que el IPC sueco se mantendrá en el 8,3 %, subirá al 8,9 % en 2023 y caerá al 2,6 % en 2024.

Así funciona el ‘supermercado para pobres’

En este contexto, no sorprende que los supermercados Matmissionen, destinados a personas en situación de pobreza y que fun, hayan duplicado sus ventas en 2022 y también hayan podido ver como el perfil de sus clientes ha cambiado.

“Nos encontramos con familias que no tienen la opción de reducir costos. No tienen ahorros a los que recurrir, lo que los obliga a bajar los gastos de subsistencia”, explica Johan Rindevall, emprendedor y jefe de la cadena de supermercados, a la BBC. “Muchas veces dejan de comprar alimentos nutritivos para que les alcance el presupuesto”, agrega.

Esta cadena de supermercados, con 8 tiendas en diferentes puntos de Suecia, funciona mediante el sistema de membresía, lo que permite que los clientes (actualmente 25.000 miembros) accedan a los descuentos que ofrece. En algunos casos, llegan a un tercio del precio original.

¿Cómo lo consiguen? Vendiendo los productos donados por otras empresas de alimentación cuyo destino sería la basura. Esto no solo contribuye a ofrecer un precio competitivo sino que cumple con uno de los principios de la empresa: reducir el desperdicio de alimentos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...