Supermercados. Crece la demanda y se registran algunos faltantes de alcohol en gel y repelentes

Alfredo Sainz

Crece la demanda del alcohol en gel y se registran algunos faltantes

El temor al coronavirus y al dengue disparó unas fotos que no se veían desde hace mucho tiempo: los clientes copando los pasillos de los supermercados y las colas de changuitos en frente a las cajas. Las imágenes están muy lejos de las escenas de pánico y descontrol en las góndolas que se observan en los supermercados españoles o australianos, pero igualmente no deja de ser una noticia para un sector que en los últimos cinco años se acostumbró a vivir en una crisis casi permanente, con una demanda en caída y ventas que no encuentran su piso.

El panorama más complicado en términos de faltantes se concentra en dos rubros: los repelentes para mosquitos (efecto dengue) y el alcohol en gel (efecto corona virus). Sin embargo, en las cadenas del sector reconocen que en los últimos días se registró un repunte de la demanda en varias categorías de alimentos y artículos de limpieza.

"Estamos viendo una aceleración de la demanda y más compras de stockeo en algunas categorías sensibles", reconocieron en una de las mayores cadenas. "La demanda se reactivó, especialmente en rubros que se pueden stockear fácilmente", explicaron en otra empresa del sector.

Crece la demanda del alcohol en gel y se registran algunos faltantes

El mayor incremento en la demanda se está dando en los repelentes de mosquitos que literalmente vuelan cuando los repositores ponen la mercadería en la góndola. Y algo parecido sucede con el alcohol en gel, donde también se producen quiebres de stock en forma casi constante. "Repelentes y alcohol en gel son las dos únicas categorías en las que estamos teniendo faltantes, no porque las empresas fabricantes estén entregando menos, sino porque la demanda se multiplicó. La gente cuando ve en la góndola un repelente o frasquito de alcohol en gel se lo lleva, sin importar que lo esté necesitando", explicaron en una cadena.

"Por un tema de estacionalidad, en marzo tendría que haber empezado a bajar la demanda de repelentes. Para esta época las ventas caen un 40%, pero en los hechos hoy se duplicaron y el crecimiento no es más grande por un problema de abastecimiento", explicaron en una cadena.

Desde el lado de los fabricantes aseguran que están incrementando la producción, pero que la mayor oferta no alcanza a compensar el crecimiento exponencial de la demanda. "Estamos produciendo al máximo y vendiendo diez veces más en promedio de lo que vendíamos", explicaron en Unilever Argentina, que participa en la categoría repelentes con su marca Livopen.

En SC Johnson -los líderes del negocio con las marcas Off, Fuji y Raid- también reconocen el incremento de la demanda. "Si bien el suministro ha sido normal, estamos viendo un aumento reciente de la demanda de productos en Precios Cuidados y otros productos de temporada. Estamos aumentando la producción para ayudar a abordar las necesidades de las personas en Argentina", explicaron en la compañía.

Por su parte, en Queruclor -que participa en la categoría con la marca Trap- sostienen que "el abastecimiento es normal" y añaden: "Lo que pasa es que hay más demanda y algunas empresas son mas burocráticas para la entrega de productos".

En ascenso

La fiebre compradora también alcanza a otras categorías, que históricamente mostraron altos niveles de stockeo en la Argentina en tiempos de crisis.

"Desde que se detectaron los primeros casos de coronavirus en el país empezamos a ver un repunte de la demanda de arroz, fideos, papel higiénico o lavandina. Igualmente, el panorama de acá no tiene nada que ver con lo que se ve en los supermercados de Australia, donde la gente se pelea por ver quién se lleva un paquete de papel higiénico", señalaron en un supermercado.

Frente a la posibilidad de que la demanda se dispare y los compradores entren en "modo pánico", en los supermercados sostienen que a nivel local se cuenta con la ventaja de la experiencia de lo que ocurrió en otros países.

"Tenemos a favor la contratemporada de esta crisis y las enseñanzas que se pueden sacar de cómo se actuó en otros países. Un ejemplo es lo que se está haciendo en los supermercados en Italia con la distancia obligatoria entre cliente y cliente", explicaron en otro supermercado.

"Ya nos estamos preparando y trabajando en un protocolo de seguridad, que incluye limitar las reuniones con los proveedores y aumentar el abastecimiento de los sanitizantes", explicaron en otra cadena.