Superación: está en la calle, canta el tango "como ninguno" y se volvió viral

LA NACION

Alejandro Reyna aparece en un video acodado en la barra de la pizzería La Paz, en Mataderos. A pedido de quien lo está grabando, y cuando suena la introducción del tango "De puro curda", el hombre empieza a cantar. Y lo hace de una manera admirable, con una voz potente y engolada, como el mejor de los tangueros rioplatenses.

IFE Anses: quiénes deben corregir sus datos para cobrar el bono el 18 de mayo

Las imágenes de Reyna rápidamente se viralizaron, como también sus circunstancias personales, en especial el hecho de que él se encuentra, en estos momentos, en situación de calle. Pero el lado bueno de la historia es que al hombre lo llamaron de diversos lugares del mundo luego de escucharlo cantar.

El interprete tiene 60 años y, antes de la pandemia de coronavirus que obligó al cierre de todos los locales gastronómicos, se dedicaba a cantar tangos en bares y a cuidar coches. Lo hacía también en la mencionada pizzería ubicada en Juan B. Alberdi y Cárdenas, en el barrio porteño -y tanguero por excelencia- de Mataderos.

Repercusiones del video

Golpeado por la clausura de los lugares que le brindaban su sustento, el hombre terminó en situación de calle, durmiendo en una camioneta. Pero el dueño de la pizzería acudió a su rescate y le ofreció que, hasta que pase la crisis, se quede en el salón de su local, donde fue grabado el video. "Me filmaron por filmar, y así salimos", señaló el cantante en una entrevista con el programa Recién levantados (Radio Continental).

El video fue subido en YouTube con la descripción de la situación de Reyna -"una voz como la de él no puede caer en desgracia", se leía sobre la imagen- y con la intención de viralizar su talento.

Los comentarios de los espectadores en redesponderaron su "caño" y compararon su manera de entonar el tango con artistas de la talla de Julio Sosa o Carlos Gardel.

Las imágenes llegaron también a diferentes lugares del mundo, a tal punto que el propio Reyna confesó. "Me llamaron de varios países. De Japón, de Suiza, de España", señaló el cantante en el citado medio.

Por los resultados que obtuvo tras la viralización de su video, al parecer, cuando pase el aislamiento de la pandemia, se abrirán nuevas oportunidades para que este artista del tango despliegue todo su talento en diversos escenarios de la Argentina y del mundo.