Sunak dice que los problemas del R.Unido no desaparecerán en 2023

Londres, 31 dic (EFE).- El primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, alertó este sábado en su mensaje de Año Nuevo de que los problemas que afectan al Reino Unido "no desaparecerán" en 2023.

Tras reconocer que el 2022 ha sido un año "duro" para su país, el líder tory aseguró que su Gobierno adoptará decisiones "difíciles pero justas" a fin de "mantener bajo control el endeudamiento y la deuda" del Reino Unido.

El político ha prometido asimismo que el Ejecutivo antepondrá "las prioridades ciudadanas".

Sunak llegó al poder a finales del que ha sido un año turbulento políticamente en el que han desfilado tres primeros ministros (Boris Johnson, Liz Truss y Sunak) por Downing Street -sede del Gobierno-.

El actual jefe del Ejecutivo afronta en los próximos meses varios desafíos, como el aumento del coste de la vida o las numerosas y continuas huelgas convocadas en varios sectores -como el gremio de enfermeros y la industria ferroviaria-.

"Justo cuando nos recuperábamos de una pandemia global sin precedentes, Rusia lanzó una invasión bárbara e ilegal en Ucrania", señaló al hacer balance del último año.

La guerra en Ucrania, agregó, ha creado un "profundo impacto económico", que ha afectado a los ciudadanos del Reino Unido, al tiempo que garantizó que ayudará a los "más vulnerables" del país a afrontar los costes crecientes de los precios de la energía.

En su discurso, Sunak también recordó que ha adoptado medidas decisivas con las que reducir los retrasos que lastran el sistema público sanitario -NHS- y con las que afrontar el problema que plantea la migración ilegal.

"No voy a fingir que todos nuestros problemas desaparecerán en el año nuevo", dijo el primer ministro.

"Pero 2023 nos dará la oportunidad de exhibir lo mejor del Reino Unido en el escenario mundial, continuando estando al lado de nuestros amigos ucranianos contra la brutalidad de (el presidente ruso, Vladímir) Putin, y defendiendo la libertad y la democracia dondequiera que estén bajo amenaza", dijo.

Por su parte, el líder del Partido Laborista -principal grupo opositor-, Keir Starmer, prometió en su mensaje que los Laboristas plantearán "un escenario para el cambio" en 2023.

Al igual que Sunak, Starmer admitió que 2022 había sido un año "muy duro" para millones de ciudadanos de todo el país.

También rindió tributo a Ucrania por "mostrar tanta valentía luchando por su libertad" y dijo que el Reino Unido debería "de nuevo dar la cara por los ucranianos".

El líder laborista apuntó que su país necesita convertirse en "un país más justo, más verde y más dinámico" y aseguró que desea "restaurar la fe en la política como fuerza del bien".

(c) Agencia EFE