Suman 4 muertos y un desaparecido por intensas lluvias en NL

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Los escurrimientos de las prolongadas e intensas lluvias que se registraron entre el domingo por la tarde y la madrugada de este lunes, provocaron la muerte de cuatro personas que esta mañana viajaban en un vehículo y fueron arrastradas por la corriente en el municipio de Cadereyta.

En varios municipios hubo cientos de personas evacuadas al inundarse sus viviendas por el desbordamiento de arroyos, al tiempo que hubo suspensión de clases durante el turno matutino de hoy en el nivel básico, medio superior y se pospuso la vacunación anti Covid a menores.

Protección Civil de Nuevo León informó que las personas que murieron ahogadas, dos mujeres y un hombre mayores de edad, así como un menor, viajaban en una camioneta que fue arrastrada por la corriente en la comunidad conocida como Hacienda Barranquito que se localiza a la altura del kilómetro 22 de la carretera Allende-Cadereyta en jurisdicción de este último municipio.

Un hombre de 45 años de edad, que conducía una camioneta, fue rescatado luego que junto con su vehículo fuera arrastrado por la corriente en el Libramiento Alfonso Martínez Domínguez, en Cadereyta.

Esta mañana de lunes fue localizada una motocicleta que presuntamente pertenece a un conductor que fue arrastrado junto con su vehículo hacia un canal de desagüe en la colonia Barrio del Prado en Monterrey. Hasta el momento no se ha localizado a la persona que manejaba la motocicleta.

En Cadereyta, al desbordarse el arroyo Abasolo, que pasa por el centro de la cabecera municipal, resultaron inundadas unas cien viviendas cuyos residentes reportaron daños y pérdidas materiales en muebles, ropa, electrodomésticos, entre otros bienes. PCNL y municipal, evacuaron hacia un sitio más seguro unas 200 personas en condiciones vulnerables.

En Juárez, también al oriente de Monterrey, por el desbordamiento de arroyos e inundaciones se reportaron daños en más de 100 viviendas, y múltiples encharcamientos en las principales avenidas.

En San Nicolás de los Garza, al desbordarse el arroyo del Topo Chico, a la altura de Juan Pablo II y Cristina Larralde, resultaron inundadas unas 130 viviendas.

Después de un año de aguda sequía, con lluvias muy por debajo del promedio histórico, desde el fin de semana anterior se han registrado precipitaciones generalizadas en las diversas regiones del estado, lo que ha permitido una paulatina recuperación de las presas El Cuchillo y La Boca, que hasta el domingo elevaron su nivel de almacenamiento de 39 al 41 y del 9 al 17 por ciento, respectivamente.

No obstante, la empresa Servicios de Agua y Drenaje sigue aplicando la restricción del suministro con dotación del preciado líquido en un horario de cinco de la mañana a doce del mediodía; pero este lunes vecinos del municipio de Guadalupe reportaron que carecen de agua potable desde las doce del mediodía del domingo pues hoy no hubo líquido en sus llaves como esperaban en la madrugada.

Las precipitaciones acumuladas entre el domingo y la madrugada de hoy, llegaron a 195.5 milímetros en la estación pluviométrica Fierro de la CNA en Monterrey, en La Estanzuela, al sur de la ciudad 181.8 en Ciudad Universitaria de San Nicolás de los Garza 148.6, en La Boca municipio de Santiago 128.3 en El Canadá municipio de Escobedo 103, y en El Diente al sur de Monterrey 90.4 milímetros.

Protección Civil de Nuevo León en coordinación con los respectivos cuerpos municipales de auxilio, desplegó unidades por las principales avenidas y puntos que suelen inundarse, además de realizar monitoreo de ríos y arroyos, pues las lluvias se mantuvieron casi de manera constante, con variaciones en su intensidad, desde las cuatro de la tarde del domingo hasta cuatro de la mañana de este lunes.

Las mencionadas corporaciones recibieron 700 llamadas de auxilio, que derivaron en apoyo para rescatar a los ocupantes de 95 vehículos varados en los encharcamientos y evacuar a cientos de personas cuyas viviendas se inundaron.