Suman 23 sacerdotes contagiados de Covid en Morelia

·3  min de lectura

MORELIA, Mich., febrero 3 (EL UNIVERSAL).- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, confirmó que su estado de salud es bueno y que por cuarta ocasión dio negativo a la prueba de Covid-19 e informó que en este momento, en la Arquidiócesis hay 23 sacerdotes, dos obispos auxiliares y tres ministros contagiados, que ya son atendidos.

Para evitar confusiones, monseñor Garfias Merlos aclaró que no es él quien ha dado positivo a la prueba de PCR que se realizaron los obispos de la Arquidiócesis de Morelia.

Precisó que quienes dieron positivo a la prueba son los obispos auxiliares Carlos Suárez Cázares y Herculano Medina Garfias, quienes están a punto de salir de la infección.

"Y tenemos 23 sacerdotes ahorita contagiados. No ha habido ninguno grave; están bien atendidos y controlados hasta donde es posible", dijo Garfias Merlos a EL UNIVERSAL.

Reveló que por la cantidad de sacerdotes que se han contagiado y la dificultad de atenderlos por separado, ya preparan una enfermería.

Precisó que esa enfermería será instalada en la Casa San Luis, ubicada en la parte alta de Morelia, y será para los sacerdotes infectados que no tengan donde confinarse.

"Se está acondicionando para que a la brevedad se atienda a los sacerdotes contagiados y en una sección aparte a los que estén en recuperación y en salida de contagio", dijo.

El arzobispo agregó que tres de los ministros que se iban a ordenar como diáconos, también están contagiados y no pudieron recibir la ordenación.

En estos tres casos, Carlos Garfias explicó que de igual manera están ya en proceso de recuperación y se reportan estables.

El arzobispo expuso que en su caso se ha realizado cuatro veces la prueba de PCR y en todos los resultados ha dado negativo al contagio de Covid.19.

"Hoy se ha dado la confusión y hago la precisión: muchos entendieron que era yo el que estaba contagiado, pero quien se contagió fue monseñor Carlos Suárez, obispo auxiliar", sostuvo. "Gracias a Dios, yo me encuentro bien de salud. Me empeño en cuidarme y no ponerme en condiciones de contagio", reiteró.

Carlos Garfias señaló que más bien lo que busca es contagiarse de disposición y entusiasmo. Ello, expresó, para poder encontrar formas de ayudar y apoyar a la feligresía y a toda la sociedad, en este camino de respuesta a la pandemia.

Indicó que en lo que respecta a la iglesia católica, se han tomado todas las medidas acordadas con el sector salud para frenar en lo mayor posible la cadena de contagios.

Destacó además que este 4 de febrero se conmemora por primera vez el "Día Internacional de la Fraternidad Humana", fijado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Carlos Garfias consideró que es una buena fecha para que, en este contexto de pandemia, los ciudadanos piensen en sí mismos y en los demás.

Eso, mencionó, es un acto de conciencia que permitirá que todos asuman una responsabilidad de respeto y solidaridad que frene la aceleración de los contagios.