Suma críticas de especialistas el proyecto de reforma judicial en el Senado

Gustavo Ybarra
·3  min de lectura

La reforma del fuero federal penal que impulsa el Gobierno para quitarle poder a los jueces de Comodoro Py volvió a recibir severas críticas durante la segunda ronda de especialistas que expusieron ante un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia del Senado.

Hasta los invitados propuestos por el oficialismo coincidieron en destacar que la reforma no servirá a los fines proclamados por el Poder Ejecutivo de mejorar el servicio de justicia, al tiempo que advirtieron que la creación de nuevos juzgados se contradice con la implementación del sistema acusatorio establecido en el Código Procesal Penal.

Tal vez la definición más fuerte de la jornada, en la que hablaron diez expositores, fue la de la fiscal Mónica Cuñarro, quien coincidió en criticar el poder que acumulan los jueces federales porteños, pero aseguró que el proyecto del Gobierno no es el camino para limitarlo.

"Esto está fortaleciendo a Comodoro Py; la vuelta democrática sería lo contrario", afirmó Cuñarro, quien dijo que la forma de terminar con el "poder fáctico" de los doces jueces federales con despacho en Retiro "no es creando más juzgados, sino implementando el sistema acusatorio".

En la misma sintonía se expresó el abogado Fernando Díaz Cantón, quien integró la comisión redactora del nuevo Código Procesal Penal, para quien "este proyecto va en contra de lo que se propone".

"Va a crear un súper Comodoro Py", alertó Díaz Cantón, quien destacó que el texto sigue creando "jueces investigadores". "Ahí anida el huevo de la serpiente, porque los sujetos que les interesa a quienes operan en los subsuelos de la democracia son los jueces que tienen poder, no los que se limitan a controlar garantías", sentenció.

Paula Litvachky, representante del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), también consideró que la iniciativa va en sentido "contrario al avance del sistema acusatorio".

"El proyecto no puede estar basado en la ampliación de juzgados, las reformas nunca están motorizadas por los jueces sino por el Ministerio Público Fiscal", opinó Litvachky.

El presidente de la Asociación de Fiscales, Carlos Rívolo, aseguró que la reforma "pone en riesgo la verdadera reforma del sistema federal, que es la instauración definitiva del sistema acusatorio", ya que propone una "superpoblación de nuevos jueces".

La titular del Ministerio Público de la Defensa, Stella Maris Martínez, manifestó su "profunda convicción" de que la reforma del fuero federal "es muy necesaria y muy urgente".

Pero destacó que "el proyecto tiene algunos problemas" porque responde a "un modelo antiguo".

Martínez pidió tomar en cuenta la proporción de jueces, fiscales y defensores existentes en distritos donde se aplica de manera exitosa el sistema acusatorio, como Chubut y Neuquén.

El abogado Alejandro Fargosi rechazó el argumento oficial de que la reforma se hace para terminar con el mal desempeño y las malas prácticas de la justicia federal. "La solución pasa por remover a los malos jueces, no por nombrar más jueces", advirtió.

Fargosi también criticó la decisión del Gobierno de impulsar la cobertura de los nuevos juzgados con magistrados subrogantes hasta que se sustancien los concursos para elegir a sus titulares. "Esta dicho por la Corte que no puede haber jueces subrogantes donde no hay juez titular", dijo.

Gil Domínguez cruzó a Parrilli

Por su parte, el constitucionalista Andrés Gil Domínguez destacó el espíritu reformista del proyecto y criticó algunas cuestiones puntuales. Pero chocó con el hiperkichnerista Oscar Parrilli (Neuquén) cuando cuestionó la idea del senador de incluir a los medios entre los factores de poder que pueden presionar a los jueces. "La respuesta está en el artículo 13 del pacto de San José de Costa Rica", defendió el derecho a la libertad de expresión el especialista.

En el plenario de comisiones también expusieron la ministra de Género, Diversidad y Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, la fiscal Gabriela Baigún y el abogado Jorge Rizzo.

El debate continuará hoy, a partir de las 10, con la presencia de 16 nuevos expositores. Por el momento, sería la última reunión para escuchar opiniones. La intención del oficialismo es emitir dictamen la semana próxima, por lo que empezará a correr el tiempo para saber hasta qué punto el proyecto del Poder Ejecutivo sufrirá modificaciones.