Suiza vigilará a un niño de 8 años hasta 2032 por preguntar si podía pagar con un billete falso

De Suiza, país a cuyo sistema bancario recurren muchas grandes fortunas para poner a buen recaudo su dinero, procede el caso de un niño de 8 años cuyo nombre ha sido incluido en una lista en la que permanecerá hasta 2032 tras haber preguntado en una tienda si podía pagar con un dinero que saltaba a primera vista que era falso, como recoge The Guardian.

Los billetes de mentira habían sido lanzados durante las fiestas del carnaval de marzo. (Foto: Getty Images)

Desde el diario británico, que citan como fuente al periódico Basler Zeitung (BaZ), relatan que la policía suiza ha estado investigando recientemente a un menor tras recibir el aviso de los dependientes de una tienda de que se habían presentado allí con dinero falso. Cuentan que se trataba de un billete de los muchos repartidos a principios de marzo durante el carnaval celebrado en la ciudad de Sissach, al norte en el cantón de Basilea-Campiña.

Descrito como “dinero espiritual” por ser utilizado en funerales para que los muertos logren una vida feliz tras su muerte –como las monedas en los ojos–, fueron lanzados durante la mencionada festividad carnavalesca. Con caracteres chinos impresos, en The Guardian aseguran que la mayoría de esos billetes acabaron en manos de niños.

Uno de ellos, cuya identidad no ha sido dada a conocer, acudió a una tienda junto a su hermano mayor de 10 años y una vecina y, enseñándolo, preguntó si podían pagar con ese billete. Así lo recoge el informe policial elaborado después de que los agentes recibiesen en aviso y abriesen una investigación en el transcurso de la cual revisaron las cámaras de seguridad.

Es nuestra política. Fuimos instruidos para hacerlo por la sede en Winterthur”, se ha justificado el gerente del comercio que lo único que hizo fue seguir las instrucciones recibidas por sus superiores en el caso de encontrarse en la situación de detectar dinero falso. El hecho de que fuese un menor, no hizo que lo dejasen pasar por alto.

Dado el aviso, el pasado 28 de mayo, desde comisaría se pusieron en contacto con los padres del menor y acudieron a su domicilio para registrarlo. Estuvieron allí en torno a tres horas recogiendo datos y testimonios de lo sucedido. En el registro fueron incautados 255 euros falsos repartidos en tres billetes de 50 euros, dos de 20 euros, cinco de 10 euros y tres de cinco euros. Todos de mentira, de ‘juguete’. Se los llevaron, han aclarado, para evitar que de alguna manera acabasen siendo usados.

“Nos informaron que niños con un fajo de billetes falsos intentaron comprar bienes. Por lo tanto, se sospechaba que se había puesto dinero en circulación”, ha explicado un portavoz de la policía de Basilea-Landschaft. Ahora le corresponde a los investigadores averiguar si en algún momento se llegaron a usar billetes falsos y si hay delito.

De momento, el niño de 8 años protagonista de esta noticia ha visto incluido su nombre en una lista de los archivos policiales de la que no saldrá hasta 2032 aunque no hay cargos contra él, informa The Guardian.

Más historias que te pueden interesar: