Suiza le dijo que “sí” al matrimonio igualitario en un referéndum

·4  min de lectura
Según datos de la consultora GFS Bern dos de cada tres personas votaron por la afirmativa
Peter Schneider

GINEBRA.- Los suizos le dijeron “sí” al matrimonio igualitario en un referéndum celebrado este domingo, según un sondeo preliminar tras el cierre de los colegios electorales. Según datos de la consultora GFS Bern recogidos por la cadena pública SRF, dos de cada tres personas votaron por la afirmativa. Las encuestas previas ya apuntaban a una amplia mayoría a favor de la legalización.

Así, los partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo se impondrían frente a los opositores, que son principalmente ciertos grupos religiosos y la Unión Democrática del Centro (UDC), el partido más importante de la nación centroeuropea, de tendencia conservadora. El país alpino se alinearía de esta manera con la mayoría de los estados de Europa occidental.

Gran Premio de Rusia de Fórmula 1, en vivo: la carrera vuelta a vuelta y ver online el duelo Verstappen-Hamilton

El “no” había recuperado terreno a medida que se acercaba la fecha del referéndum, pero permanecía como una expresión minoritaria. El último sondeo del Instituto GFS Bern, realizado entre el 1 y el 9 de septiembre, mostraba 55% a favor y 27% en contra de la iniciativa. La anterior encuesta, entre el 2 y el 16 de agosto, ofrecía incluso un margen mayor: entre 55% y 20%. Mientras tanto, casi 63% del electorado se declaró a favor del matrimonio gay, de acuerdo a la pesquisa realizada en septiembre por la Sociedad Suiza de Radio y Televisión (SSR-SRG).

Esta foto de archivo tomada el 4 de septiembre de 2021 muestra un pastel de bodas durante el Orgullo de Zurich, antes de la votación nacional sobre el matrimonio igualitario
FABRICE COFFRINI


Esta foto de archivo tomada el 4 de septiembre de 2021 muestra un pastel de bodas durante el Orgullo de Zurich, antes de la votación nacional sobre el matrimonio igualitario (FABRICE COFFRINI/)

Polémicos carteles de los detractores

Suiza despenalizó la homosexualidad en 1942, pero diversas autoridades municipales y cantonales dispusieron de registros que incluían a los homosexuales, en algunos casos, hasta principios de 1990.

Las encuestas previas ya apuntaban a una amplia mayoría a favor de la legalización
Michael Buholzer


Las encuestas previas ya apuntaban a una amplia mayoría a favor de la legalización (Michael Buholzer/)

En la actualidad, las parejas del mismo sexo solo podían constituir una pareja registrada, cuyas solicitudes rondan las 700 por año. En muchos aspectos, las parejas registradas tienen los mismos derechos y deberes que los cónyuges casados. Por ejemplo, pueden elegir un nombre común, estar protegidos en caso de cese de la manutención y recibir una parte de la herencia o la pensión de jubilación de su cónyuge. Desde 2018, también es legal que adopten al hijo de su pareja.

Sputnik V: “No está a nuestro alcance”, la respuesta rusa a las preguntas del Congreso sobre la vacuna

Ahora, con esta propuesta que saldría adelante por el referéndum, si uno de los miembros es extranjero quedaría habilitado a beneficiarse de un procedimiento de naturalización más corto y menos costoso. Pero lo principal que se habilitaría es que las parejas del mismo sexo casadas también puedan adoptar conjuntamente un niño y, en las uniones entre mujeres, estarían aptas para recurrir a la donación de esperma, uno de los puntos que se tornó más controvertido.

Los opositores centraron su campaña en la mercantilización de los niños y argumentaron que “el matrimonio entre personas del mismo sexo mata al padre”. En una de sus pancartas, se puede ver un bebé que llora, con una etiqueta en la oreja generalmente utilizada en el ganado, con la pregunta “¿bebés por encargo?”. En otro cartel, una enorme cabeza de zombi -que se supone representa a un padre fallecido- mira a los transeúntes. Una escuela primaria en Valais decidió cubrirlo porque asustaba a los niños.

"Tengo un papá y una mamá, no al matrimonio", dice uno de los carteles en la vía pública a los que apelaron los detractores de la iniciativa
Salvatore Di Nolfi


"Tengo un papá y una mamá, no al matrimonio", dice uno de los carteles en la vía pública a los que apelaron los detractores de la iniciativa (Salvatore Di Nolfi/)

El volcán de La Palma, en vivo: se rompió el cono, se suman nuevos focos y cerró el aeropuerto local

El impuesto al capital, por la negativa

Por otra parte, según las encuestas del Instituto GFS Bern, los electores rechazaron una segunda propuesta lanzada por los jóvenes del Partido Socialista cuyo lema era “¡El dinero no trabaja, vos sí!”, que intentaba abordar las disparidades en la distribución de la riqueza y los ingresos.

La iniciativa -que partía con pocas posibilidades de ser aceptada- proponía un impuesto del 150% sobre las rentas de capital que superen una determinada cantidad y fijaba el umbral de 100.000 francos suizos -unos 92.300 euros-. Los ingresos fiscales adicionales se utilizarían para reducir la tributación de los ingresos bajos y medios, o para financiar prestaciones sociales como guarderías, subsidios al niño, seguro médico o de formación.

Agencias AFP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.