España está en las semifinales de la Eurocopa 2020 tras vencer a Suiza por penales

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Jordi Alba festeja durante la tanda de penales definitoria del partido que disputaron España y Suiza por la Eurocopa 2020; los ibéricos están entre los cuatro mejores equipos de Europa.
Maxim Shemetov

España derrotó por penales a Suiza y se clasificó a las semifinales de la Eurocopa 2020. El partido, disputado en San Petersburgo, terminó 1-1 en tiempo reglamentario, luego de los goles de Jordi Alba y Xherdan Shaqiri. Los suizos se quedaron con un hombre menos por la expulsión de Remo Freuler. Así, y luego de imponerse por 3-1 mediante disparos desde los doce pasos, el conjunto dirigido por Luis Enrique está entre los cuatro mejores equipos del Viejo Continente.

En el partido no había pasado nada cuando, tras un córner, Jordi Alba inventó un remate desde la puerta del área. La pelota se desvió en Denis Zakaria, reemplazante del capitán suizo, Granit Xhaka, y descolocó al arquero Yann Sommer. España, sin hacer nada, estaba arriba en el marcador.

El gol de España

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

España dominó desde el comienzo la posesión y, de los dos, es el equipo que más elaboración propone. Si el equipo de Luis Enrique arma pases cortos y triangulaciones, la Suiza de Petkovic es vértigo y juego mucho más directo. Estilos opuestos. Claro que al saberse en desventaja, los de rojo tuvieron que salir del refugio de Sommer para buscar el empate.

A los diez minutos del segundo tiempo, ese asedio suizo estuvo a punto de terminar en gol helvético. Fue a través de una pelota parada, su principal argumento ofensivo. Un centro llovido de Ricardo Rodríguez terminó en la cabeza de Zakaria. El mediocampista de Borussia Monchengladbach merodeó el gol y su redención particular luego del rebote en el gol español, pero la pelota se fue besando el palo. Fue un aviso.

Morata festeja con Jordi Alba el gol español, anotado por el defensor de Barcelona tras un rebote en el suizo Zakaria.
DMITRI LOVETSKY


Morata festeja con Jordi Alba el gol español, anotado por el defensor de Barcelona tras un rebote en el suizo Zakaria. (DMITRI LOVETSKY/)

Diez minutos después, otra alarma: una buena jugada entre Vargas (ingresado desde el banco de suplentes) y Zuber terminó en una atajada de Unai Simón. Fue la mejor acción colectiva del equipo helvético, que para entonces le había perdido el respeto a España y se animaba a atacarla.

El equipo dirigido por Luis Enrique no entendió la lección. Y entregó el gol del empate con un doble error de su defensa: Laporte y Torres no se entendieron y la pelota le cayó a Freuler dentro del área. El 8 suizo abrió los ojos y encontró a Shaqiri por el centro. Hubo pase y, también, definición de derecha. Fue un sopapo a los españoles, que habían hecho todo lo posible para que les empataran.

El gol de Suiza

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El partido se transformó en una montaña rusa. Un error individual volvió a darle una ventaja comparativa a España: Remo Freuler fue demasiado fuerte contra Gerard Moreno y vio la roja directa. Los suizos, aunque más enteros físicamente, se quedaron con un hombre menos. Los españoles siguieron con su dominio insípido, que no se traducía en jugadas de ataque.

El partido se fue al alargue, y en tiempo extra España volvió a monopolizar la iniciativa. En su mejor jugada de ataque, Gerard Moreno se perdió el gol debajo del arco. El sueño de todo delantero: un centro al corazón del área que lo deje sin marca. Pero el atacante de Villarreal definió de primera y mal. Más tarde, Jordi Alba volvió a rematar desde lejos y, esta vez, Sommer repelió el disparo. Suiza se defendía como podía. España atacaba, pero le faltaba contundencia.

Gerard remata al arco durante el partido que disputaron España y Suiza por la Eurocopa 2020 en San Petersburgo (Rusia).
Dmitri Lovetsky


Gerard remata al arco durante el partido que disputaron España y Suiza por la Eurocopa 2020 en San Petersburgo (Rusia). (Dmitri Lovetsky/)

El arquero del Gladbach y la selección suiza volvió a ser providencial en otra jugada de Moreno. El de Villarreal lo fusiló, pero el último guardián del arco suizo repelió el remate...con la cara. Todo era de España, menos el gol que le daría el pasaje a las semifinales, ese lugar reservado para los mejores cuatro equipos del Viejo Continente. No había mitad de la cancha. Remate de Oyarzábal...otra vez Sommer, enviando la pelota al córner.

El tiempo añadido fue un monólogo de España, que llegó por todos lados. Le faltó puntería y chocó con Sommer: el balance del partido le da 26 intentos ofensivos y 10 aciertos al arco. En todos, salvo en uno (el gol de Alba con desvío de Zakaria) apareció el arquero. Los penales le daban una oportunidad más de agrandar su figura, justo lo que España deseaba evitar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.