Suiza aprueba reforma de pensiones y no acepta erradicación de fincas industriales

La nueva reforma de pensiones eleva la edad de jubilacion de las mujeres a los 65 años, una medida que según sus detractores no toma en cuenta la actual brecha salarial entre hombres y mujeres. Y con 65% de votos en contra, los defensores de los animales ven entrampada su deseo de ofrecer protección constitucional a los animales de granja.

Poco después del cierre de los colegios electorales a mediodía, la encuestadora gfs.bern anunció que el plan de reforma de las pensiones fue aprobado con un 51% de los votos. Tras dos intentos previos, en 2004 y 2017, Berna obtendría suficientes votos para "estabilizar" el sistema de seguridad social para la vejez, en peligro de verse desbordado por el aumento en la expectativa de vida y la enorme generación de la posguerra que llega a la edad de jubilación.

La parte más polémica de la reforma estipula que las mujeres trabajen hasta los 65 años para recibir la pensión completa, en lugar de permitirles salir un año antes que los hombres, como ocurre actualmente.

Las medidas, que también incluyen un aumento del IVA (Impuesto al Valor Agregado), fueron aprobadas el año pasado por el Parlamento, pero los partidos de izquierda y los sindicatos criticaron que la reforma se haga "a expensas de las mujeres". Por eso llevaron el tema a referendo bajo el sistema suizo de democracia directa.

Brecha salarial

En 2020, las mujeres en Suiza recibían en promedio pensiones casi 35% menores que sus pares masculinos, según el ministerio de Economía.

El resultado de la votación "es doloroso para la izquierda y los sindicatos, pero sobre todo para las personas afectadas", dijo Samuel Bendahan, consejero nacional del PS, en la televisión pública RTS.


Leer más sobre RFI