“Hay mucho sufrimiento en la Argentina”, dijo Facundo Manes, el precandidato bonaerense que votó en el barrio porteño de Retiro

·4  min de lectura
Facundo Manes, precandidato a diputado por la provincia, votó en Retiro
Facundo Manes, precandidato a diputado por la provincia, votó en Retiro

Distendido y sonriente, el precandidato a diputado por la provincia de Buenos Aires Facundo Manes se acercó al jardín de infantes N° 4 del Distrito Escolar 1 Cinco Esquinas, en el barrio porteño de Retiro, para emitir su voto cerca del cierre de los comicios. Pasadas las 17, Manes llegó desde su casa, situada a unas cuadras, junto a su hija adolescente, que votaba por primera vez. Saludó a la prensa antes de entrar al establecimiento para sufragar y se demoró unos minutos en salir por los pedidos de fotos de los vecinos que votaban dentro de la escuela.

“Viva Salto”, le gritó un vecino cuando salió a la vereda donde lo esperaba la prensa. Manes nació en Quilmes y vivió en Arroyo Dulce, Salto; por eso pudo postularse como candidato bonaerense, pero no votarse a sí mismo. “Soy muy optimista, porque he visto nacer algo de abajo hacia arriba, que no va a tener techo ni fecha de vencimiento, y que es la idea de salir por encima de las tensiones que existen y no nos dejan progresar en la Argentina”, dijo el contendiente de Diego Santilli, en las primarias de Juntos por el Cambio en la provincia.

Juntos por el Cambio: un mensaje de optimismo y una sorpresa en la ciudad

En referencia a la interna, afirmó: “Somos una coalición, sin duda que mañana vamos a estar juntos y que hoy estamos juntos, pero tenemos diferentes identidades. Creo que se había perdido un poco el concepto de que una coalición está formada por espacios diferentes. A trazo grueso, queremos un mismo modelo de país, un país abierto al mundo, un país con instituciones fuertes, racionalidad económica, con sensibilidad social, pero hay diferencias que las vamos a mantener, porque es bueno para la coalición que haya distintas identidades. Estoy muy contento porque hemos ayudado a que mejore el equilibrio en la coalición”, describió sobre el presente del espacio político que representa.

Sociedad resiliente

Respecto de su llegada a la política, el neurocientífico aseguró que notó que en la provincia había mucha gente que no estaba representada y que la sociedad está agotada de la política. “Sé que la política está desacreditada; yo justamente vengo de una profesión con bastante prestigio, como lo es el médico o el científico. Me metí en la política aun cuando muchos me decían que no lo hiciera, me meto porque no importa el prestigio cuando muchos bonaerenses la están pasando mal y cuando la mayoría de los argentinos la están pasando mal”, sostuvo. Manes destacó también el alto porcentaje de gente que concurrió a votar en estas PASO a pesar de las circunstancias de descreimiento y mostró su compromiso como candidato. “Pude mirar a la gente a los ojos, pude ver el alma de miles de bonaerenses que la están pasando mal y pude abrazarlos”, comentó. Además, subrayó la resiliencia de la sociedad argentina, en la que encuentra a “los verdaderos héroes y heroínas, desde el comerciante que perdió el trabajo, la enfermera que luchó en la pandemia, el mozo que quizá perdió la oportunidad de trabajar unos meses y ahora la está peleando. Pero esta sociedad no se resigna y vota. El votante con mucho sufrimiento y cansancio apuesta por más y mejor democracia, cada papelito representa la voluntad de alguien que está generalmente sufriendo. Hay mucho sufrimiento en la Argentina”, sostuvo.

Ante la pregunta sobre si tiene miedo de que haya fraude en estas elecciones, Manes advirtió que “lamentablemente en la Argentina muchas veces no gana la voluntad popular, sino las maquinarias electorales y es una de las cosas primeras que voy a trabajar desde la cámara, para la boleta única y la ficha limpia, porque no es posible que en la Argentina sigan ganando las maquinarias electorales a pesar de la voluntad popular. Trabajar en la boleta única es un tema pendiente para la democracia argentina”, advirtió.

Mientras la gente aguardaba para sacarse fotos con él, el precandidato finalizó: “La Argentina está trabada, es una cancha donde no se puede jugar, está toda embarrada y tenemos que venir muchos a actuar como un jardinero, a trabajar para que se pueda jugar. Esta elección puede servir para que surjan fuerzas nuevas, espacios nuevos que ayuden a ese gran acuerdo nacional que queremos. La política está enferma, a nosotros nos acusaron de no tener experiencia y yo no quiero la experiencia de haber llevado a un país potencialmente rico a este desastre con la mitad de la población viviendo en la pobreza, con los chicos que se quieren ir del país, con una corrupción sistémica. La gente no cree en la política, pero hay que cambiar la política con más política y con nueva política”, concluyó, para luego tomarse una foto con un grupo de jóvenes que lo esperaban y partir hacia su búnker en el hotel Grand Brizo, de La Plata.

Por la noche, se juntará con Santilli en el salón La Enramada, en Gonnet, donde brindarán una conferencia de prensa, para luego regresar a su búnker a la espera de los resultados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.