No se está sufriendo tanto por agua en la CDMX: Sheinbaum

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que la capital del país no se está sufriendo tanto por el agua, y que aunque hay diversas zonas que tienen esta carencia se están realizando trabajos de sectorización y mantenimiento a los sistemas de abastecimiento para que sea menor el impacto.

"Hoy estamos en un momento difícil, de sequía en todo el país y particularmente esto afecta a las presas del Sistema Cutzamala, y ha habido una disminución de la cantidad de agua que viene del Sistema Cutzamala; pero gracias tanto al trabajo de sectorización, como a otras obras que se han venido haciendo, como de ampliación del Sistema Lerma, no estamos sufriendo tanto como podríamos estar sufriendo, aunque sabemos que hay muchísimas zonas de la ciudad que tienen carencia en este momento, particularmente en Iztapalapa, en Tlalpan, en Tláhuac, que hay un problema importante de abastecimiento".

Al realizar un recorrido por la antigua planta de bombeo Xotepingo, alcaldía Coyoacán, Sheinbaum mencionó que la Sistema de Aguas de la Ciudad de México trabaja en la sectorización de 800 zonas, es decir la medición de presiones que permite detectar las fallas y abasto del líquido para su distribución a la ciudadanía.

"Así que solamente con este sistema de sectorización, de aislamiento de sectores de la ciudad asociados a una fuente, a una vía o a una tubería de agua primaria, secundaria, podemos tener realmente control (por ejemplo las fugas de agua)", añadió que hay un avance del 35% y que en el 2024 estará completo.

Por su parte, el coordinador de Sacmex, Rafael Bernanrdo Carmona mencionó que la sectorización permite la construcción de sitios de medición para saber cuánta agua le están entregando a cada sector.

"(...) la sustitución de válvulas antiguas, que nos permiten hacer la operación adecuada para mantener la presión en el interior de cada sector en los niveles adecuados para dos cosas; primero, para que la presión sea suficiente y que el agua llegue a las casas, y segundo, que no sea exageradamente alta y que alimente en forma desmedida las fugas que se tienen en la red".