Sufrió un ACV y cuando llegó la ambulancia los médicos se llevaron una sorpresa: “Estaba al lado de ella”

·4  min de lectura
Una ambulancia de SIES llegó al lugar para atender a la mujer
Una ambulancia de SIES llegó al lugar para atender a la mujer - Créditos: @Rosario Plus

Desde tiempos inmemorables, las mascotas siempre se caracterizaron por ser fieles con sus dueños. A partir del primer contacto, cuando son cachorros, el vínculo que generan en los humanos es fácil de describir: amor, compañía y alegría son tres conceptos que definen esta unión. Un claro ejemplo de eso se vivió en la provincia de Santa Fe, cuando una mujer se desmayó en plena calle y su perra no se separó de ella en ningún momento.

Llevó a su perro a la veterinaria, jamás lo fue a buscar y descubrieron la cruel razón detrás: “No teníamos respuestas”

El hecho ocurrió en la zona sur de Rosario. La historia tiene como protagonistas a Susana, una señora que se encontraba en la calle junto a Jana, una caniche color blanco. Si bien todo parecía ser un día más de paseo, un inesperado giro cambió sus planes: tuvo un accidente cerebrovascular en plena calle.

Afortunadamente, recibió la ayuda de una vecina que inmediatamente se comunicó con el 107, el número de emergencias. ¿Lo llamativo de la situación? la pequeña Jana se quedó junto a su dueña y el emotivo momento quedó capturado a través de una postal que se viralizó en las redes sociales.

En declaraciones con LA NACION, Sergio Méndez, el enfermero que llegó al lugar tras el llamado, detalló: “Yo estaba en mi guardia y nos llamaron por una paciente que se encontraba tirada en la vía pública, inconsciente. Cuando llegamos, vimos a una mujer que se encontraba muy desorientada, pero ya estable. Lo que más nos llamó la atención fue ver a su perrita al lado de ella. En el lugar había personal policial y la chica que la ayudó en todo momento. Gracias a ella pasó todo lo que pasó, sino era otra la historia”.

Desde un primer momento notaron que el animal estaba inquieto y con una evidente preocupación por el estado de salud de Susana. “Lo que hicimos fue cargar a la mujer en la camilla y subirla a la ambulancia. La perra siempre estuvo con ella y se paseaba por toda la cuadra. Después, le pedimos a la paciente que la llame para que también se suba al vehículo. En ningún momento se nos pasó por la cabeza dejarla sola en la calle”, expresó en relación con la decisión que tomó junto a su compañero, el médico Alberto Lamagna, que acudió junto a él en la ambulancia.

La historia de Joaquina: la perra víctima de maltrato que sobrevivió a la explosión de un petardo y consiguió una familia

Una vez en el interior del vehículo, ambos controlaron el estado de salud de la mujer. Una vez que comprobaron que estaba estable, uno de ellos decidió retratar el momento de total lealtad de la perra hacia la mujer y compartirlo en su cuenta de Facebook.

“Jana quiere ir con su dueña, lo importante es que la paciente se sienta acompañada”, escribió. Junto a su publicación, agregó la imagen de la mujer recostada sobre una camilla y debajo, a escasos centímetros, al caniche con una evidente mirada de preocupación.

Una mujer de Rosario sufrió un ACV en plena calle y estuvo acompañada en todo momento por Jana, su caniche
(Foto: Facebook Sergio Méndez)
Una mujer de Rosario sufrió un ACV en plena calle y estuvo acompañada en todo momento por Jana, su caniche (Foto: Facebook Sergio Méndez)


Una mujer de Rosario sufrió un ACV en plena calle y estuvo acompañada en todo momento por Jana, su caniche (Foto: Facebook Sergio Méndez)

“Lo que hicimos primero fue controlarla a ella y ubicar a algún familiar. Vivía cerca, pero aparentemente salió desorientada de su hogar. Con ayuda de personal policial desbloqueamos su celular y llamamos a su hijo para que nos acompañe, ya que la mujer tenía que ser internada en un Hospital por el ACV que estaba teniendo”, explicó.

En cuanto al escenario y a la demostración de afecto que tuvo la perra con su dueña, reflexionó: “Agradezco ese momento. Para mi es una caricia al alma que ella esté permanentemente con su mascota, juntos”. Asimismo, aclaró que mientras la mujer era atendida en una sala de terapia, el hijo se hizo cargo de la perra. Tras unas largas horas, finalmente Susana se recuperó y tuvo su reencuentro con su querida mascota.

Se enfrentó “cara a cara” con un tiburón y logró sacarle una foto desde un ángulo jamás visto

Por último, y respecto de si experimentó situaciones similares con otros animales, Sergio afirmó que no es la primera vez que presencia algo así. “Tengo más antecedentes con este tema. Una vez me tocó atender a una señora que estaba con su perra, la cargué arriba de la camilla, la puse arriba de su dueña y la llevé al hospital. Creo que cualquiera de mis compañeros también lo habría hecho. Ante todo, tenemos que pensar en la paciente que está padeciendo una enfermedad, un momento malo, y hay que tratar de ayudar como sea. Si su mascota quiere estar con ella, debemos respetar lo que la paciente diga y superar la situación”, concluyó.

La publicación de Méndez generó cientos reacciones por parte de las personas que se vieron emocionadas por la foto y le agradecieron al enfermero a través de comentarios. “Se encuentra muy bien acompañada, buena acción chicos. Un abrazo grande al equipo”, escribió una mujer. “Ellos nunca nos abandonan, gracias por dejar que acompañe a su mamá”, sostuvo otra usuaria, quien hizo foco en la actitud de la caniche. “Qué divino, gracias por permitir esa gran compañía”, afirmó una tercera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.