Sufre Diego Simeone: el arquero Jan Oblak fue a buscar el empate, pidió penal, le hicieron el gol de contaataque y Atlético de Madrid perdió 2 a 0 con Levante

LA NACION
·2  min de lectura

Se agarra la cabeza Diego Simeone. Atlético de Madrid, líder de la Liga de España, sufrió hoy su primera derrota en 2021 al caer por 2 a 0 de local ante Levante, abriendo la puerta para que sus perseguidores se acerquen en la tabla de posiciones. José Luis Morales adelantó al visitante, mientras que Jorge de Frutos, en el cierre del encuentro, aprovechó una jugada peculiar: el arquero local Jan Oblak fue al área rival en la búsqueda del gol del empate en un córner, pero Atlético perdió la pelota y el mediocampista marcó desde la mitad de la cancha.

Barcelona: Koeman apunta al "orgullo" y pide reacción a los jugadores: "El mundo no se acaba por una derrota"

Ya con cinco minutos de tiempo adicionado por el árbitro Mario Melero López, el conjunto de Simeone contó con un córner a favor desde la derecha. Thomas Lemar envió el disparo (Oblak cayó y reclamó un penal), que fue rechazado por la defensa de Levante. Marcos Llorente capturó la pelota e intentó enviarla nuevamente al área, aunque el balón quedó en los pies de De Frutos. Ya no habría nada que hacer: la corrida de Oblak y el propio Llorente fueron en vano, dado que el jugador español definió a distancia y con el arco a su merced.

El colchonero, con Ángel Correa de titular, aspiraba a escaparse de sus perseguidores, pero Levante se convirtió en una especie de "bestia negra" en la última semana. El último miércoles habían igualado 1 a 1 en un compromiso que tenían pendiente de la primera fecha. Todo marchaba sobre ruedas para un Atleti que se ha complicado la vida ante el rival más inesperado.

Con el gol inicial de Morales y el bajón anímico -Atlético suma siete partidos seguidos recibiendo goles, su peor racha en una década- los rojiblancos no despertaron hasta la segunda mitad. En ese lapso se convirtieron en un auténtico vendaval y contaron con varias ocasiones de riesgo. La más clara llegó con un tiro libre de Luis Suárez que dio en el palo. También se toparon con el arquero Dani Cárdenas, una de las grandes figuras del encuentro.

Con este resultado, Atlético de Madrid, que conquistó el torneo en diez oportunidades (la última en 2014), quedó con 55 unidades, y Levante, que logró su séptima victoria en el certamen, ascendió al octavo puesto con 31. El problema para los de Simeone es que, si bien tienen seis unidades más que su escolta, Real Madrid, la distancia se recortó considerablemente respecto de las últimas fechas. Un paso atrás figura Barcelona, con 46 y un partido menos. Ahora, el equipo de Simeone tiene 23 partidos jugados, igual que el Real, y uno más que el Barcelona.

A tres días de su partido de ida de octavos de final de la Champions League contra Chelsea, en Bucarest, Atlético de Madrid recibió otro llamado de atención.

El gol que sentenció el partido