Suerte que T-MEC tenga mecanismos para solucionar diferencias: Clark

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- El embajador de Canadá en México, Graeme Clark, reconoció que si bien hay diferencias en el tema energético entre esa nación, Estados Unidos y México, es una "enorme ventaja y una suerte" que dentro del T-MEC se tengan mecanismos administrativos para solucionarlos.

En el marco de la clausura del foro "Dos años del T-MEC: retos y oportunidades hacia una América del Norte más integrada", destacó que México es el tercer socio de su país y el suyo el tercer inversionista del nuestro.

"En este momento hay perspectivas distintas en el tema energético, pero que bien que tenemos un mecanismo para justamente buscar una solución a través de un diálogo de técnicos para buscar y encontrar una solución. Esto me parece que enorme ventaja tenemos, que suerte la nuestra de tener esos mecanismos administrativos y para mí son un factor clave para crear un entorno comercial y de inversión estable".

Resaltó que gracias al T-MEC "gozamos de un comercio fuerte y dinámico entre los tres países".

Expuso que el comercio en América del Norte se está recuperando bastante bien, después de la pandemia, gracias a que el T-MEC cuenta con reglas claras que dan certeza.

Subrayó que habrá momentos en que los tres países "no vamos a coincidir".

El diplomático dijo que los amigos pueden tener desacuerdos, esto es normal, porque así es la relación humana entre los tres países, como ocurre ahora con las diferencias que Estados y Canadá tiene con México por el tema energético, porque "no vemos el mundo o un tema comercial de la misma manera".

Destacó que aquí el respeto a las decisiones de estos órganos es clave, para demostrar como el T-MEC funciona para todos.

Explicó que el reto es construir una América del Norte más integrada, más próspera y trabajar para atraer inversiones, porque "no podemos pretender que todo va a ser automático en el contexto de América del Norte para integrarnos más y no dormirnos en nuestros laureles ".

Patrick Riley, consejero de Asuntos Económicos de la embajada de Estados Unidos en México, comentó que el T-MEC representa un acuerdo comercial de alto nivel y gran ambición que "promueve derechos de nuestros trabajadores, nuestras prioridades ambientales y crea nuevas oportunidades para nuestros productores".

Expuso que para Estados Unidos no hay relaciones más importantes que las que tenemos con nuestros socios: Canadá y México.

Indicó que Estados Unidos y México celebrarán este 12 de diciembre el bicentenario de la relación diplomática "aprovechemos este importante hito para fortalecer nuestra asociación y nuestra amistad.