Suecia prohibirá la venta de alcohol a partir de las las 22 horas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Copenhague, 11 nov (EFE).- El Gobierno sueco anunció este miércoles que planea prohibir la venta de alcohol en la hostelería a partir de las 22 horas y adelantar el cierre de esos establecimientos para responder a la segunda oleada de coronavirus.

La propuesta de ley, que está en fase de estudio, obligará a cerrar los bares, restaurantes y clubes nocturnos a las 22.30 y estará vigente del 20 de noviembre al 28 de febrero, explicó en rueda de prensa el primer ministro sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven.

La venta de alcohol fuera de establecimientos hosteleros está monopolizada por el Estado sueco, cuyas tiendas cierran normalmente entre las 19 y las 20 horas.

"Por desgracia parece que nos encaminamos a tiempos oscuros en cuanto a la propagación del virus. Todos los indicadores apuntan en dirección negativa", afirmó Löfven, quien avisó de que la situación puede ser tan grave como la pasada primavera.

Löfven resaltó que una de cada cuatro camas en cuidados intensivos está ocupada por un enfermo de covid-19 y que el número de ingresos de pacientes con el virus se ha duplicado en la última semana.

UN MODELO MÁS LAXO QUE EL RESTO DE PAÍSES

Suecia, que ha optado por un modelo más laxo con alguna prohibición y muchas recomendaciones apelando a la responsabilidad individual, ha sido el país nórdico más castigado por la pandemia, con más de 6.000 muertos y 162.000 positivos.

Aunque el índice de muertos por cada 100.000 habitantes (59,14) multiplica por cuatro el de Dinamarca y por diez el de Noruega, está por debajo de los de los países más afectados en el continente como España, Italia, Reino Unido y Francia.

Tras la alta mortalidad registrada la pasada primavera, el número de contagiados y fallecidos empezó a descender a principios de verano hasta situarse al mismo nivel que el resto de vecinos nórdicos.

Al igual que la mayoría de países europeos, las cifras han vuelto a subir desde el mes pasado, y en las dos últimas semanas, Suecia ha registrado 452,8 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Desde el 1 de noviembre rigen en Suecia restricciones sobre el número de clientes en la restauración y el ocio nocturno, aunque las autoridades sanitarias suecas mantienen su reticencia a recomendar el uso de mascarillas, que el resto de países nórdicos ha ido introduciendo de forma progresiva.

(c) Agencia EFE