Suecia evalúa su apoyo a los kurdos para sortear el bloqueo turco a su ingreso en la OTAN

El ministro sueco de Asuntos Exteriores dijo el sábado que el país debería "distanciarse" de la milicia kurda de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), en vistas de sortear el bloqueo turco a la adhesión de Estocolmo a la OTAN.

"Creemos que hay dudas y problemas con respecto a aquellos que empañan nuestras relaciones con Turquía", declaró Tobias Billstrom en una entrevista con Sveriges Radio.

Desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Suecia y Finlandia tratan de integrarse en la Alianza Atlántica. Pero el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, que recibirá el martes al primer ministro sueco conservador Ulf Kristersson, bloquea desde mayo la entrada de estos dos países en la OTAN.

Turquía acusa a ambas naciones de proteger a los combatientes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y del YPG, considerados como terroristas por Ankara.

Para disipar las objeciones de Turquía, los tres países firmaron un memorando de entendimiento al margen de la cumbre de la OTAN en junio en Madrid, que hacía referencia a las solicitudes de extradición exigidas por Ankara.

Si bien Suecia había expresado su apoyo al YPG y al Partido de la Unión Democrática (PYD), el nuevo gobierno parece cambiar de tono.

"El vínculo entre estas organizaciones y el PKK, reconocido por la UE como una organización terrorista, es demasiado fuerte", destacó Billstrom.

Hasta la fecha, 28 Estados miembros de la Alianza Atlántica, sobre un total de 30, ratificaron la adhesión de los dos países nórdicos, que debe ser aprobada por unanimidad.

Además de Turquía, sólo Hungría tiene aún que dar su visto bueno.

ehu/sr/oaa/mab/mb