Sudor de mujer, flatulencias, arena de la playa... Las cosas más raras que puedes comprar en internet

·3  min de lectura
En Internet se vende de todo, hasta el sudor de los pechos. Foto: Getty Images.
En Internet se vende de todo, hasta el sudor de los pechos. Foto: Getty Images.

Internet no tiene fondo. Es como una sima inexplorada de la que nadie conoce el final, y esta magnitud afecta también al comercio electrónico: hay de todo y para todos. Uno ya sabe que en Amazon se puede encontrar prácticamente de todo, y más allá de sus confines la oferta todavía es superior.

Hemos querido reunir algunos de los productos más extravagantes que puedes recibir en tu casa. ¿A quién no le hace ilusión recibir un bote con sudor? Aunque no te lo creas, se vende y, de hecho, es un éxito. Pero sin llegar a extremos tan... físicos, hay otros productos que nunca imaginarías que podrías recibir en tu casa.

Hacerse millonario vendiendo flatulencias

La devoción y pasión que desatan algunas estrellas en el firmamento de las redes sociales, no conoce límites, y lo decimos en su literalidad. Una afamada tiktoker australiana ha facturado la friolera de 200.000 dólares enviando tarros de cristal con su ventosidad dentro. Sí, enviando pedos o flatulencias, como prefieras.

Stephanie Matto, una conocida influencer en TikTok, decidió poner a prueba la fidelidad de sus seguidores con una jugada magistral: vender sus ventosidades y grabando el proceso. El vídeo se hizo viral y los pedos cotizaban al alza hasta alcanzar la cifra que te hemos comentado. El único problema fue que su salud se resintió y tuvo que ser ingresada (aunque según parece, una vez recuperada, retomó el negocio).

Sudor de los pechos

Si lo de los aires te parecía rarito, espera al siguiente ‘producto’ que ha ideado la misma protagonista: vender botes con el sudor de sus pechos. Puedes seguir rascándote la cabeza, pero Matto está ya haciendo caja y vende a 500 dólares el bote. Y para que vayas haciendo números, asegura enviar un promedio de diez botes al día.

¿Cómo lo hace? Se sienta al sol en la piscina (deducimos que el contundente sol en Australia acelerará los procesos), y cuando su cuerpo rompe a sudar, coloca un bote entre sus pechos y va recogiendo el líquido, que cotiza al nivel de un metal noble, como has podido comprobar.

Alemanes vendiendo en eBay arena de playas mallorquinas

Lo de los pedos y el sudor, hey, esta emprendedora no hace daño a nadie (salvo a sí misma, pero ese es otro tema). Sin embargo, cuando el perjudicado es el medio ambiente, la cosa cambia, y de hecho supera la barrera de la legalidad. En esta situación se encuentran un grupo indeterminado de alemanes, que venden arena de las playas mallorquinas en eBay.

Te ponemos en contexto: un alemán medio deprimido tras dejar atrás las aguas turquesas de las Islas Baleares y adentrarse en el cielo gris y sombrío de los Länders, es capaz de cualquier cosa. Hasta que lanzarse a eBay y comprar botes de arena de sus añoradas Baleares. Pero como te hemos apuntado, están vulnerando leyes medioambientales puesto que de la naturaleza las islas no se puede llevar uno nada (están protegidas); la cuestión es que resulta muy difícil controlar a estos ‘furtivos’, tanto bote en mano en la arena, como en la red.

Muñeco para hacer prácticas de circuncisiones (sí, se puede comprar)

Y por último, y sin abandonar el terreno de los productos extraños, uno se puede comprar un muñeco para hacer prácticas de circuncisiones en Amazon. No te preocupes, porque no estamos ante nada fetichista ni ninguna práctica ilegal: se trata de un objeto dirigido a los estudiantes de medicina que quieran entretenerse en casa mientras aprenden bisturí en mano.

Si estás en esta situación o te apetece vivir experiencias extrañas al recibir un paquete en casa, seguro que puedes entretenerte adquiriendo alguna de estas extravagancias on line. Eso sí, no sabemos qué puede hacer uno después de con bote de sudor o de flatulencia en casa...

También te puede interesar:

VIDEO | Los ladrones no contaban con lo que haría esta mujer para salvar su bolsa

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.