Sudáfrica: Nuevo ministro de Hacienda promete cambios

Por STUART GRAHAM

PRETORIA, Sudáfrica (AP) — El nuevo ministro de Hacienda de Sudáfrica dijo el sábado que está consciente del "clima de agudo desacuerdo y sospechas mutuas" luego que la destitución de su predecesor profundizó una división en el partido de gobierno y prometió "transformar radicalmente" la economía para beneficiar a los marginados.

Malusi Gigaba habló con la prensa un día después de que el presidente Jacob Zuma despidió al respetado Pravin Gordhan desatando fuertes críticas de muchos en el partido de gobierno y de partidos opositores.

La moneda de una de las mayores economías de África ha caído en medio de preocupaciones sobre corrupción a altos niveles del gobierno. Muchos sudafricanos temen ahora que la economía sea devaluada a status basura por las agencias evaluadoras de riesgo.

El nuevo ministro dijo que está comprometido con mantener la calificación positiva para Sudáfrica y ha estado hablando con agencias evaluadoras.

Prometió "una transformación económica radical" para Sudáfrica, pero añadió que eso significa más que beneficiar a la mayoría negra. Significa repartir la riqueza que ha estado concentrada en un puñado de manos, dijo.

Gigaba dijo además que estaba consciente de la falta de confianza y que él no iba "a traicionar a nuestro pueblo" permitiendo a intereses especiales dañar el bien público. Su papel, dijo, es restaurar la calma". El ex ministro del interior y ex jefe de la liga juvenil del partido de gobierno no tiene mucha experiencia económica pero ha aceptado reunirse con Gordhan.

Fitch Ratings pronostica que los cambios van a elevar las tensiones dentro del partido de gobierno y pudieran debilitar las finanzas públicas.

El despido de Gordhan, que era considerado un baluarte contra esfuerzos para el uso de fondos del tesoro para ganancias personales, es otro golpe a una economía que creció apenas 0,5% el año pasado y tiene una tasa de desempleo de alrededor de 27%.

Los cambios en 10 de los 35 ministerios profundizaron la desconfianza en Sudáfrica, cuyo orgullo en sus credenciales democráticas, forjadas en la lucha contra el apartheid, ha disminuido con los años por escándalos alrededor de Zuma.

El vicepresidente Cyril Ramaphosa ha criticado el despido de Gordhan, en un raro cuestionamiento público del presidente. El sábado, el alto funcionario del partido Zweli Mkhize dijo que Zuma no había consultado con líderes partidistas como es usual antes de reorganizar su gabinete.