Sudán reestructura su Gobierno para incorporar a grupos rebeldes y civiles

Agencia EFE
·3  min de lectura

Jartum, 8 feb (EFE).- El primer ministro sudanés, Abdallá Hamdok, anunció hoy la reestructuración del Gobierno transitorio con la incorporación de líderes rebeldes que firmaron la paz con el Ejecutivo a finales de 2020 y el principal grupo opositor civil, que impulsó las manifestaciones que llevaron al derrocamiento, en abril de 2019, del dictador Omar al Bashir.

En una rueda de prensa en Jartum, Hamdok anunció el nombramiento de 25 ministros del nuevo Gobierno transitorio, la mayoría de los cuales pertenecen a la alianza opositora civil de las Fuerzas de Libertad y Cambio (17) y al movimiento armado sudanés Frente Revolucionario (6), que firmó la paz con el Ejecutivo, el pasado 3 de octubre.

Asimismo, al mando de las carteras de Defensa e Interior estarán líderes de la cúpula militar, mientras que las fuerzas sudanesas todavía tienen que determinar quién estará a cargo del Ministerio de Educación puesto que, según Hamdok, se requieren "consultas adicionales".

La reestructuración del Gobierno, que incluye cinco nuevas carteras, se produce después de semanas de negociaciones entre las fuerzas políticas civiles, los rebeldes y militares, así como miembros del Ejecutivo, para promulgar reformas en medio de la acuciante crisis económica y social que vive el país africano.

En este sentido, Hamdok apuntó durante la rueda de prensa que este nuevo gabinete "es capaz de superar las dificultades económicas a las que se enfrenta el país", entre ellas, la escasez de pan y combustible, el deterioro de la moneda local frente al dólar y una inflación que roza el 300 %.

"La nueva formación ministerial se basó en consensos políticos y consultas que se alargaron durante meses para evitar el colapso del país", aseveró el primero ministro durante su intervención.

Hamdok afirmó que la reestructuración del Gobierno es parte del acuerdo de paz firmado en Yuba el pasado 3 de octubre entre el Ejecutivo y las principales facciones del movimiento armado Frente Revolucionario, opositor al régimen del exdictador Omar al Bashir que fue derrocado en abril de 2019.

Uno de los rostros más destacados en el nuevo Gobierno es el del ministro de Finanzas, una cartera estratégica que pasa a capitanear el líder del Movimiento Justicia e Igualdad, Gibril Ibrahim, una facción del Frente Revolucionario que selló la paz el año pasado con el Ejecutivo de Hamdok.

Asimismo, cuatro ministerios serán liderados por mujeres, entre las que destaca la nueva titular de Exteriores, Mariam Sadeq al Mahdi, la hija del difunto líder opositor Sadeq al Mahdi.

Por su parte, los anteriores ministros de Defensa, Recursos Hídricos y Educación Superior mantienen sus cargos.

Todo esto se produce en un momento en el que Sudán es escenario de esporádicas protestas por todo el país a causa del deterioro de la situación económica y de la crisis de desplazados en la región de Darfur (oeste), donde la violencia entre 2003 y 2008 segó la vida de más de 300.000 personas, según la ONU.

Hamdok fue designado como primer ministros después de un pacto entre la oposición civil y militares tras la caída de Al Bashir en abril de 2019, cuando acordaron una Carta Maga como hoja de ruta hacia unas elecciones democráticas en 2022 en el que, además de un gobierno de transición, se establecía la creación de un Parlamento en un plazo de tres meses.

Sin embargo, las autoridades sudanesas han dicho en los últimos días que el próximo 25 de febrero se producirá la formación de un nuevo Legislativo, que será el órgano encargado de aprobar el controvertido establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel anunciado en octubre del año pasado.

(c) Agencia EFE