Sudán confirma violaciones por las fuerzas de seguridad durante la manifestación del domingo

·2  min de lectura

Jartum, 23 dic (EFE).- Las autoridades sudanesas confirmaron este jueves que ocho mujeres sufrieron violaciones por parte de miembros de las fuerzas de seguridad durante una multitudinaria manifestación del pasado domingo en Jartum para conmemorar el tercer aniversario de la revuelta popular que acabó con la dictadura de Omar al Bashir.

La directora de la Unidad del Combate a la Violencia contra las Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social, Sulaima al Jalifa, dijo Efe que se produjeron actos de "violación sistemática" contra las víctimas, que participaban en la protesta, en las que se corearon consignas contra el golpe de Estado militar de octubre.

Al Jalifa detalló que esas agresiones sexuales tuvieron lugar frente al palacio presidencial, en el centro de la capital sudanesa, sede del presidente del Consejo Soberano de Sudán y comandante en jefe del Ejército, Abdelfatah al Burhan, líder de la asonada de octubre, al que llegaron los manifestantes el domingo.

Solo una de las víctimas presentó una denuncia ante la fiscalía por violación, mientras que las otras siete rehusaron hacerlo, añadió.

Las fuerzas de seguridad utilizaron ese día métodos antidisturbios y gases lacrimógenos para dispersar esa concentración frente al palacio, aunque en otras marchas de la capital sudanesa y la ciudad vecina de Om Durman fallecieron dos manifestantes por heridas de bala, con lo que aumentaron hasta 47 los civiles muertos en protestas desde el golpe de Estado.

La confirmación de las violaciones se produce después de que el pasado martes la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos pidiera a Sudán que investigue las presuntas violaciones de 13 mujeres y niñas y otros casos de abusos sexuales contra manifestantes.

Este jueves la embajada noruega en Sudán distribuyó una declaración conjunta de este país y la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza y Canadá en el que "condenan con firmeza el uso de la violencia sexual y basada en el género como arma para disuadir a las mujeres de manifestarse y silenciar sus voces".

"Urgimos a las autoridades a llevar a cabo una investigación completa e independiente de estas acusaciones de violencia y se asegure de que sus perpetradores rindan cuentas independientemente de su afiliación", añadieron estos países en el documento.

Organizaciones feministas y de derechos humanos convocaron para este mismo jueves manifestaciones en Om Durman para condenar estas violaciones y pedir castigo para los culpables. EFE

az-se-ppa/ah

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.