Sudán: Condenan a muerte a 27 por tortura de manifestante

SAMY MAGDY
Un grupo de personas festejan el primer aniversario de las protestas que derivaron en el derrocamiento del expresidente Omar al-Bashir, en Jartum, Sudán, el jueves 19 de noviembre de 2019. (AP Foto)

EL CAIRO (AP) — Un tribunal sudanés condenó el lunes a 27 policías a morir en la horca por torturar y matar a un manifestante detenido durante el alzamiento contra el dictador Omar al-Bashir.

El veredicto, que puede ser apelado, fue el primero relacionado con el asesinato de más de 200 manifestantes prodemocráticos desde que las protestas comenzaron en diciembre de 2018.

“Ahora estamos seguros de que nuestra revolución avanza por el camino correcto”, dijo la manifestante Amna Mohamed, quien estaba entre una multitud reunida para festejar el veredicto frente a la corte en Omdurman, ciudad vecina a la capital Jartum.

El fallecimiento del manifestante Ahmed al-Khair, un maestro, mientras estaba detenido en febrero fue un hecho crucial _y un símbolo_ en el alzamiento que convulsionó a este país de África oriental. Eso llevó al derrocamiento de Al-Bashir en abril, y a la creación de un Consejo Soberano integrado por civiles y militares que se ha comprometido a reconstruir el país y a convocar a elecciones en tres años.

Multitudes que cantaban, bailaban y ondeaban banderas salieron a las calles este mes en varias ciudades y poblados del país para festejar el aniversario del levantamiento. Un tren lleno de manifestantes eufóricos viajó desde la capital hasta la ciudad norteña de Atbara, donde empezó el alzamiento.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, un grupo que aglutina a sindicatos y que encabezó las protestas contra Al-Bashir, recibió con beneplácito el veredicto del lunes. El grupo se comprometió a seguir buscando y a llevar ante la justicia a funcionarios de seguridad acusados de tortura.

Mohamed al-Feki Soliman, miembro del Consejo Soberano, dijo que el juicio “renueva la confianza del pueblo sudanés en sus instituciones judiciales”.

Al-Khair fue detenido el 31 de enero en su ciudad natal de Kassala, y dos días después se le reportó muerto. Su cadáver fue trasladado a un hospital local, donde su familia dijo que estaba lleno de moretones. La policía negó entonces haber actuado mal y dijo que el hombre había muerto de una “enfermedad”, sin dar más detalles.

Sin embargo, el juez Al-Sadik al-Amin al-Fek dijo el lunes que el profesor fue golpeado y torturado mientras estuvo detenido.

“Su muerte fue una consecuencia inevitable de los golpes y la tortura”, afirmó.

La corte también sentenció a otros tres policías a tres años de cárcel cada uno, y absolvió a siete sospechosos.