Enfrentamientos tribales dejan más de 200 muertos en Sudán

·2  min de lectura

EL CAIRO (AP) — Enfrentamientos tribales entre árabes y no árabes durante el fin de semana en la región de Darfur, en el occidente de Sudán, han dejado más de 200 muertos, informó un alto funcionario sudanés el martes.

Khamis Abdalla Abkar, gobernador provincial de la provincia de Darfur Occidental, dijo que los combates del domingo en el pueblo de Kreinik dejaron por lo menos 103 heridos.

Dijo que los atacantes superaron a una fuerza de seguridad conjunta en la localidad, que se vio forzada a replegarse.

“Es un crimen, un crimen contra la humanidad”, dijo Abkar en un video y añadió que el pueblo quedó destruido, incluyendo sus instituciones gubernamentales.

Los combates, algunos de los más intensos en la región en los últimos años, se derivaron de la muerte de dos pastores árabes el jueves a las afueras de Kreinik , 80 kilómetros (unas 50 millas) al este de Genena, la capital de Darfur Occidental.

En represalia, grandes números de milicianos árabes, conocidos como yanyauid, irrumpieron en la localidad en las primeras horas del domingo con armas pesadas, dijo.

La violencia eventualmente alcanzó la capital provincial el domingo, donde el hospital principal de Genena fue atacado

Se registró un tiroteo al interior de las instalaciones, incluyendo la unidad de emergencias. Un empleado murió y los trabajadores de salud fueron evacuados, de acuerdo con la organización Médicos sin Fronteras.

Abkar dijo además que los choques del jueves y viernes dejaron ocho muertos y más de una veintena de heridos.

Añadió que las autoridades han tomado medidas de seguridad sin precedentes para proteger a los civiles en Darfur Occidental. Las fuerzas armadas, dijo, desplegaron una brigada hacia la provincia para sumarse a una fuerza de protección civil ya estacionada en Kreinik.

Las tensiones entre las comunidades de las etnias árabes y masalit en Kreinik se remontan a diciembre, cuando una disputa sobre propiedad en un mercado local desató choques que dejaron al menos 88 muertos.

Los combates se producen en un momento crucial para Sudán, que se ha sumido en el caos desde un golpe de Estado el año pasado. El golpe trastocó la transición del país hacia la democracia luego que una revuelta popular forzó la salida del poder del autócrata Omar al-Bashir en abril de 2019.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.