Sudáfrica suspende vacuna de AstraZeneca por eficacia ‘limitada’ contra variante local

Newsweek México
·3  min de lectura

SUDÁFRICA anunció que suspendió temporalmente su programa de vacunación contra el COVID-19, que debía iniciarse en los próximos días con un millón de vacunas de Oxford y AstraZeneca, tras un estudio que revela la eficacia “limitada” de esos productos contra la variante sudafricana.

El estudio de la universidad de Witwatersrand dado a conocer este domingo, que no tomó en cuenta los casos graves, arrojó que la vacuna desarrollada por Oxford y AstraZeneca brinda una “protección limitada ante formas moderadas de la enfermedad provocada por la variante sudafricana sobre adultos jóvenes”.

El viernes, un portavoz de AstraZeneca, citado por el Financial Times, había señalado que un estudio sobre una muestra de 2,000 personas demostró que “la vacuna británica tiene una eficacia limitada ante las formas leves de la enfermedad causada por la variante sudafricana”.

No te pierdas: FMI: recrudecimiento del COVID-19 en Latinoamérica amenaza a la recuperación económica

No obstante, sí podría ser eficaz frente a formas graves de la enfermedad; “es un problema temporal, debemos suspender las vacunas Astrazeneca hasta que lo resolvamos”, declaró el domingo el ministro de Salud, Zweli Mkhize, en conferencia de prensa en línea.

“Investigadores sudafricanos y británicos constataron que la vacuna es mucho más efectiva contra la (cepa) original del coronavirus” que sobre la variante, afirmó un comunicado sobre el estudio de la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo).

“El régimen de dos dosis de la vacuna proporciona una protección mínima contra la infección leve-moderada por COVID-19 de la variante del coronavirus B.1.351 identificada por primera vez en Sudáfrica a mediados de noviembre de 2020.

“No se evaluó la eficacia contra la infección grave por COVID-19 de esta variante. Los análisis presentados en la preimpresión muestran que la vacuna tuvo una alta eficacia contra las variantes originales del coronavirus no B.1.351 en Sudáfrica”, señala el texto.

“Estos primeros datos, que serán sometidos a revisión científica, parecen confirmar la observación teórica de que las mutaciones en el virus observadas en Sudáfrica permitirán la transmisión continua del virus en poblaciones vacunadas, como se ha informado recientemente en aquellas con infección previa”.

En el estudio de aproximadamente 2,000 voluntarios donde la edad promedio fue de 31 años, la enfermedad leve se definió con al menos un síntoma de COVID-19 y no se pudo evaluar la protección contra la enfermedad moderada-grave, la hospitalización o la muerte, ya que la población objetivo tenía un riesgo bajo.

También lee: Vacuna de AstraZeneca/Oxford tiene “eficacia similar” con variante inglesa del coronavirus

El documento explica que ya se trabaja con la Universidad de Oxford y en conjunto con socios para producir una segunda generación de la vacuna.

Shabir Madhi, profesor y director de la Unidad de Investigación de Vacunas y Análisis de Enfermedades Infecciosas (VIDA) de la Universidad de Witwatersrand, e investigador jefe del ensayo en Sudáfrica, dijo: “Estos hallazgos también nos obligan a volver a calibrar el pensamiento sobre cómo abordar el virus pandémico y cambiar el enfoque del objetivo aspiracional de la inmunidad colectiva contra la transmisión a la protección de todos los individuos en riesgo de la población contra la enfermedad grave”.

Andrew Pollard, profesor de Infección e Inmunidad Pediátricas e Investigador Jefe del ensayo de la vacuna de Oxford, dijo: “Este estudio confirma que el coronavirus pandémico encontrará formas de continuar propagándose en las poblaciones vacunadas, como se esperaba”.

Sarah Gilbert, profesora en la Universidad de Oxford, dijo: “Se están realizando esfuerzos para desarrollar una nueva generación de vacunas que permitirá redirigir la protección a variantes emergentes como dosis de refuerzo, si resulta que es necesario hacerlo”.

“Estamos trabajando con AstraZeneca para optimizar la tubería requerida para un cambio de tensión en caso de que sea necesario. Este es el mismo problema al que se enfrentan todos los desarrolladores de vacunas, y continuaremos monitoreando la aparición de nuevas variantes que surjan en preparación para un futuro cambio de cepa”. N