Sudáfrica relaja las restricciones tras superar el pico de su segunda ola

Agencia EFE
·3  min de lectura

Johannesburgo, 1 feb (EFE).- El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, anunció hoy que el país ha superado el pico de su segunda ola de covid-19 -dominada por la nueva variante, 501Y.V2- y dispuso una flexibilización de las restricciones, incluido el levantamiento de la prohibición de vender alcohol o la reapertura de las playas.

"La tasa media de nuevas infecciones ha venido bajando de forma sostenida durante las tres últimas semanas, indicando que ya hemos pasado el pico de la segunda ola", afirmó el mandatario sudafricano en un discurso a la nación.

También otros indicadores, como la bajada de las hospitalizaciones, apuntan, según el presidente, a que lo peor de esta segunda gran curva de contagios ha quedado atrás.

En ese nuevo escenario, las flexibilizaciones anunciadas por el presidente incluyen, además de la esperada vuelta de la venta de bebidas alcohólicas, la ampliación de los aforos permitidos, la reapertura de los parques, playas y espacios públicos en general y la reducción de las horas de toque de queda nocturno.

LA LLEGADA DE LAS VACUNAS

El anuncio se produjo solo unas horas después de que Sudáfrica, que se mantiene como el país más golpeado por la pandemia de todo el continente africano, recibiera su primer lote de vacunas.

En concreto, un millón de dosis de la vacuna de AstraZeneca aterrizó esta tarde en el aeropuerto Oliver Tambo de Johannesburgo, procedente del Serum Institute de la India, y en los próximos días será usado para empezar a vacunar a los sanitarios sudafricanos.

"Podemos finalmente imaginar un mundo donde el virus haya sido puesto bajo control", celebró Ramaphosa, tras confirmar que Sudáfrica tiene ya asegurado también otro medio millón de vacunas del Serum Institute; 12 millones más gracias a la plataforma COVAX; otros 9 preacordados con la farmacéutica Johnson & Johnson y otros 20 millones de dosis cerrados con Pfizer.

Además, la nación austral recibiría una porción de las vacunas compradas en bloque por la Unión Africana, cuyo número no precisó.

Sí que detalló que la vacunación no será obligatoria y que, en contra de las noticias falsas que corren por el país, nadie será privado de hacer ninguna actividad -como matricularse en un colegio o viajar- por no administrársela.

También anunció que la campaña de inmunización de Sudáfrica incluirá a los extranjeros, independientemente de su situación legal.

Con todo ello, Sudáfrica espera poder tener vacunados a unos 40 millones de personas (el 67 % de la población, aproximadamente) a finales de este año para alcanzar la inmunidad de grupo.

No obstante, las incógnitas científicas sobre la eficacia de las vacunas frente a las nuevas variantes aún son grandes.

Hasta la fecha, Sudáfrica ha contabilizado 1.453.761 casos (de los cuales 44.164 terminaron en fallecimiento), y la variante 501Y.V2 es ya la predominante en el país.

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que es un 50 % más contagiosa que el coronavirus original, pero no necesariamente más grave.

Laboratorios como Pfizer y Moderna ya han especificado que sus soluciones serían efectivas para combatir la variante descubierta en Sudáfrica, si bien perderían un poco de eficacia.

(c) Agencia EFE