Sudáfrica declara estado de desastre nacional por las inundaciones en el este

·3  min de lectura

Johannesburgo, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Sudáfrica declaró hoy el estado de desastre a nivel nacional por las devastadoras inundaciones que se produjeron la pasada semana en el este del país, y en las que murieron al menos 443 personas y otras 40.000 se vieron desplazadas, según anunció el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa.

"Este desastre humanitario pide un esfuerzo de asistencia urgente y masivo. Las vidas, la salud y el bienestar de miles de personas aún está en riesgo. Las inundaciones han causado un gran daño social y económico", lamentó Ramaphosa en un mensaje televisado hoy a la nación.

El presidente surafricano explicó que, aunque el Ejecutivo había declarado ya la semana pasada el estado de desastre a nivel provincial en la zona afectada, la oriental región de KwaZulu-Natal, dada la "extensión" y el "impacto" de estas inundaciones, la catástrofe necesita de medidas adicionales.

Así, el Gobierno decidió declarar el estado de desastre a nivel nacional, decisión que permitirá al Estado acceder a recursos públicos adicionales para paliar los daños.

Ramaphosa prometió también que no habrá lugar para la corrupción con las medidas de asistencia (como ya ocurrió, por ejemplo, con la pandemia de covid-19).

"Esta noche somos una nación unida en nuestro dolor. Somos una nación unida en nuestra determinación de asistir a los que han perdido sus hogares y posesiones, a los que están en desesperada necesidad de comida, agua y refugio", afirmó.

Las autoridades de KwaZulu-Natal consideran que estas inundaciones están "entre las peores catástrofes caídas sobre la provincia" en "mucho tiempo" y estiman que los daños, aún por cuantificar, son millonarios.

El último balance oficial de víctimas asciende a 443 muertos y 63 desaparecidos.

En total, los afectados se cifran en 40.000 y se estima que 4.000 hogares quedaron completamente arrasados y más de 83.000 parcialmente destruidos.

La zona más afectada por las intensas lluvias -que comenzaron el día 11 de manera torrencial y se extendieron durante la semana- es el área de Durban, la ciudad más importante de KwaZulu-Natal y la tercera más grande de Sudáfrica.

Las inundaciones golpearon especialmente las barriadas de asentamientos informales, algunas de ellas arrasadas por completo por el agua y los corrimientos de tierra.

También las infraestructuras de electricidad, transporte (incluido el puerto de Durban, que es el mayor de carga del continente africano), agua corriente y muchos centros médicos se han visto severamente afectados.

Ubicada en la costa del Índico, KwaZulu-Natal viene experimentando un aumento de esta clase de fenómenos meteorológicos graves en los últimos años.

Los más graves de los tiempos recientes se dieron en 2019, cuando las lluvias torrenciales e inundaciones dejaron unos 80 muertos en esta misma época del año.

Esta provincia lidia aún, además, con la desolación causada por los graves disturbios que Sudáfrica vivió en julio de 2021 y que se vivieron con mayor intensidad precisamente en KwaZulu-Natal, donde se registraron 275 de los 354 muertos que dejaron aquellos incidentes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.