Una subvariante de ómicron impulsa el auge del COVID-19 en Portugal

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Personas con mascarilla en Lisboa

Por Catarina Demony

LISBOA, 2 jun (Reuters) - Una mutación de la variante ómicron del coronavirus ha alimentado un aumento de los casos de COVID-19 en Portugal, que ahora tiene la segunda tasa de infección más alta del mundo, lo que puede amenazar la recuperación del sector turístico del país.

En los últimos siete días, Portugal ha registrado una media de 2.447 nuevos casos por millón de habitantes. Esta cifra se compara con los 449 de la vecina España y los 70 de Reino Unido, según el rastreador Our World In Data.

La media acumulada ha disminuido ligeramente en los últimos días y se encuentra a poco más de un tercio del pico de ómicron del 31 de enero.

Portugal es el quinto país del mundo con mayor tasa de mortalidad por COVID-19 y las hospitalizaciones están aumentando, pero ambas están muy por debajo de picos anteriores.

Varias empresas turísticas con las que se ha puesto en contacto Reuters han expresado su temor por el aumento, pero han dicho que no han tenido cancelaciones hasta ahora. El número de turistas extranjeros en abril en Portugal se acercó a los niveles anteriores a la pandemia.

Más del 90% de la población portuguesa está totalmente vacunada contra el COVID-19.

El instituto de salud pública portugués Ricardo Jorge dijo en un informe el martes que la subvariante BA.5 de ómicron representa casi el 90% de las nuevas infecciones de COVID-19 en el país. La subvariante BA.4 también se ha detectado en Portugal.

Ambas impulsaron la quinta oleada de COVID-19 en Sudáfrica el mes pasado, y los científicos afirman que fueron capaces de esquivar los anticuerpos de una infección anterior.

"Portugal es probablemente el país europeo con mayor prevalencia de esta subvariante y esto explica en parte el elevado número (de casos) que estamos viendo", declaró la ministra de Sanidad, Marta Temido, a la emisora RTP.

El Gobierno luso levantó en abril la mayoría de las restricciones del COVID-19 en Portugal, incluido el uso obligatorio de mascarillas en la mayoría de los espacios públicos cerrados, y ha dicho que no hay planes para reintroducir las restricciones.

Temido afirmó que se sigue recomendando el uso de mascarillas y que las autoridades seguirán distribuyendo dosis de refuerzo de la vacuna a los más vulnerables.

(Reporte de Catarina Demony; edición de Andrei Khalip y Nick Macfie; traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.