Subsidios, licencias y descuentos: el kirchnerismo acelera proyectos proselitistas en el Congreso

·4  min de lectura
La tropa de Cristina Kirchner busca contrarrestar los efectos de la crisis en la imagen del oficialismo
Télam Agencia de noticias

Se largó la campaña y el kirchnerismo apostará fuerte en las próximas semanas a usar los recintos legislativos del Congreso para apuntalar a la alicaída escudería oficialista , agobiada por los malos números que arrojan las encuestas sobre la gestión de Alberto Fernández como consecuencia de la crisis económica y los errores no forzados en la campaña de vacunación.

La estrategia está a la vista. A la ampliación de subsidios al consumo de gas a casi 15 millones de hogares ubicados en “zonas frías”, les seguirán una ampliación de licencias laborales y la limitación a las tasas que servicios públicos, tarjetas y celulares cobran como recargo por mora.

“Sí, son proyectos para hacer campaña, ¿y qué?”, desafió un vocero oficialista ante la consulta sobre el perfil de los temas elegidos por el oficialismo en las últimas semanas para abrir los recintos de ambas cámaras. “Nosotros siempre estamos pensando en la gente, así que no tenemos por qué parar ahora, solo porque estamos en un año electoral”, completó.

A la espera de la bendición de Cristina, el oficialismo discute a sus candidatos bonaerenses

Aunque con una inusitada demora, que provocó fuerte malestar, el oficialismo se dispone a actualizar las categorías de monotributo .

Rápido para surfear la ola de las buenas noticias, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo que el proyecto llevará alivió a cuatro millones de argentinos. Sin embargo, omitió contar que, en realidad, la medida intenta reparar el error cometido por el Congreso en abril último, cuando actualizó el monotributo de manera retroactiva al primero de enero, lo que provocó que muchos contribuyentes se encontraran con el reclamo de la AFIP por pagos mal liquidados.

Massa fue protagonista del proyecto inaugural de la campaña electoral del oficialismo cuando presentó, con la venia del Gobierno, un proyecto para eximir del pago del impuesto a las Ganancias a quienes cobren hasta $175.000 brutos.

La iniciativa se convirtió en ley el 8 de abril último, pero la jugada tampoco estuvo exenta de polémica, ya que la demora del Poder Ejecutivo en reglamentarla demoró los beneficios hasta este mes.

En un intento por no quedar atrás en la carrera, el kirchnerismo también hizo su aporte a la campaña electoral del Frente de Todos desde los recintos legislativos. Con la impronta de Federico Bernal, interventor del Enargas y hombre fuerte de La Cámpora, el jefe de la bancada oficialista de la Cámara baja, Máximo Kirchner, impulsó la ampliación de los subsidios por zona fría al consumo de gas .

La iniciativa, que el Senado convirtió en ley hace diez días, sumó a 3,5 millones de hogares al régimen de tarifas reducidas en 30% y 50% por encontrarse en zonas climáticas desfavorables. Basada en un estudio multidisciplinario, la ley suma a cinco provincias y a más de un centenar de departamentos de todo el país al gas subsidiado. Entre las favorecidas se encuentran Buenos Aires y Santa Fe, dos distritos en los que el Frente de Todos se juega una fuerte apuesta en las elecciones legislativas de medio término de este año.

Como efecto secundario, el proyecto dividió opiniones en Juntos por el Cambio, que debió dar libertad de acción a sus legisladores para evitar una crisis interna. “No podíamos pedirles a los senadores de las provincias beneficiadas que votaran en contra, era un suicidio político”, explicó uno de los líderes opositor de la Cámara alta.

Lo que viene

En los últimos días sumó su aporte a la campaña legislativa el Instituto Patria, desde donde salieron dos proyectos de ley que buscan regular las tasas de recargo por mora .

Los proyectos, presentados por Oscar Parrilli (Neuquén), uno de los hombres de confianza Cristina Kirchner en el Senado, buscan limitar a poco más del 30% el recargo que aplican empresas de servicios públicos, pero también de telefonía celular, internet y tarjetas de créditos, por demora en el pago. Además, fija el 10 de cada mes como fecha de vencimiento de las facturas.

También en el Senado espera turno un dictamen que amplía más de una decena de licencias laborales –por maternidad, adopción, nacimiento de hijo prematuro–, y crea otras nuevas, como la que se le quiere otorgar a quienes realicen tratamientos de fertilización. El proyecto será tratado en la próxima sesión.

Patricia Bullrich: “Yo ganaba esta elección, pero si lo hacía, el kirchnerismo le entraba por todos lados a Horacio Rodríguez Larreta”

Por último, y como una suerte de spin off de la ley de zonas frías, los senadores oficialistas del norte impulsan la sanción de una ley de “zonas calientes” para subsidiar el consumo eléctrico en las provincias con veranos de altas temperaturas.

Los proyectos de Sergio Leavy (Salta) y Edgardo Kueider (Entre Ríos) fueron presentados la semana pasada. Hasta el momento no tienen fecha de tratamiento, aunque el hecho de que ambos legisladores no pertenezcan al ala dura kirchnerista podría convertirse en un obstáculo para que puedan convertirse en ley como parte de esta campaña electoral.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.