Suben ligeramente pedidos de ayuda por desempleo en EEUU

Un letrero de una vacante de empleo se muestra en un negocio en Deerfield, Illinois, el miércoles 21 de septiembre de 2022. Ligeramente más personas solicitaron ayuda por desempleo la semana concluida el 22 de octubre en Estados Unidos, donde el mercado laboral, sigue siendo una de las partes más saludables de una economía desnivelada.(AP Foto/Nam Y. Huh) (ASSOCIATED PRESS)

WASHINGTON (AP) — Los pedidos de asistencia pública por desempleo subieron ligeramente la semana pasada en Estados Unidos, donde el mercado laboral sigue siendo una de las partes más saludables de la economía.

Las solicitudes de prestaciones en la semana concluida el 22 de octubre subieron por 3.000, a 217.000, de 214.000 la semana previa, dijo el jueves del Departamento de Trabajo.

El promedio para cuatro semanas subió a 219.000, de 212.250 la semana previa.

Las solicitudes de pagos por desempleo, que usualmente reflejan los despidos, han permanecido históricamente bajas incluso con la Reserva Federal subiendo su tasa de interés referente en un esfuerzo para enfriar la economía y calmar la inflación.

Los funcionarios de la Fed han advertido que la tasa de desempleo casi seguramente seguirá subiendo como parte de sus gestiones contra el alza de precios. El reporte más reciente de empleos por el gobierno casi seguramente elimina cualquier esperanza de que el banco central pause sus aumentos de tasas en su reunión de la semana próxima.

Las empresas estadounidenses aflojaron sus contrataciones en septiembre, pero aun así añadieron 263.000 empleos y la tasa de desempleo cayó de 3,7% a 3,5%, igualando el nivel más bajo en medio siglo.

Este mes, el gobierno reportó que la inflación en Estados Unidos se aceleró en septiembre, con el costo de las viviendas y otras necesidades básicas aumentando las presiones sobre familias y negocios.

La inflación, en su nivel más alto en cuatro décadas, ha hecho que la Reserva Federal siga subiendo su tasa referente, que está actualmente en el rango de 3%-3,25%. Hace poco más de seis meses estaba en casi cero. Los marcados incrementos han empujado el costo de hipotecas cerca de 7% y hecho más costosos otros préstamos. La Fed espera que las altas tasas de interés aprieten el crédito y los gastos y que baje la inflación a cerca de su objetivo de 2%.