Suben inesperadamente vacantes disponibles en EEUU

Un cartel anunciando empleos disponibles en Deerfield, Illinois, el 21 de septiembre del 2022. (Foto AP/Nam Y. Huh) (ASSOCIATED PRESS)

WASHINGTON (AP) — La cantidad de vacantes disponibles en Estados Unidos aumentó sorpresivamente en septiembre, lo que indica que el mercado laboral no se está enfriando como esperaba la Reserva Federal en su lucha contra la inflación.

Los empleadores publicaron 10,7 millones de vacantes en septiembre comparado con los 10,2 millones de agosto, informó el martes el Departamento del Trabajo. Los economistas habían pronosticado que las plazas disponibles disminuirían a menos de 10 millones por primera vez desde junio de 2021.

En los últimos dos años, a medida que la economía se ha ido recuperando de la recesión pandémica, los empleadores se han quejado de no poder conseguir suficientes trabajadores. Con tantas plazas disponibles, los trabajadores tienen la comodidad de renunciar y buscar otro lugar con mejor paga o condiciones, así que las compañías se han visto obligadas a subir los sueldos para atraer y retener empleados, pero los sueldos más altos contribuyen a una tasa de inflación que en 2022 alcanzó su nivel máximo en 40 años.

En otro indicio de la solidez del mercado laboral, los despidos disminuyeron en septiembre a 1,3 millones, su nivel más bajo desde abril, pero la cantidad de personas que renunciaron a sus empleos bajó a poco menos de 4,1 millones, lo que sigue siendo históricamente alto.

En su lucha contra la inflación, la Reserva Federal ha aumentado las tasas de interés cinco veces en lo que va del año y lo más probable es que el banco central estadounidense lo vuelva a hacer este miércoles y luego en diciembre. La Fed está tratando de lograr lo que se llama un “aterrizaje suave”, es decir, aumentando los intereses lo suficiente como para reducir la tasa de inflación, pero no tanto como para causar una recesión.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha expresado esperanzas de que los empleadores puedan aliviar las presiones inflacionarias reduciendo las vacantes, no los empleos.