Sube probabilidad de que se forme depresión tropical en el Atlántico. Vigilan otros tres sistemas

·3  min de lectura
NOAA

La probabilidad de que se forme una depresión tropical en el Atlántico aumentó este lunes, mientras otros tres sistemas tropicales son vigilados por meteorólogos luego que la temporada de huracanes estaba relativamente calmada.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó que una amplia zona de baja presión sobre el Atlántico central está produciendo una gran área de nubosidad desorganizada y chubascos.

“Y aunque las condiciones ambientales son solo marginalmente favorables, se espera cierto desarrollo gradual de este sistema en los próximos varios días y es probable que se forme una depresión tropical más tarde este semana”, pronosticó.

La probabilidad de formación a 48 horas aumentó a 50% y a cinco días a 80%.

Se prevé que la perturbación avance lentamente hacia el oeste, luego al oeste-noroeste de 5 a 10 mph, hacia las aguas adyacentes del norte de las Islas de Sotavento.

El NHC vigila en el mar Caribe una baja presión que podría desarrollarse sobre el noroeste a a finales de esta semana.

“Las condiciones ambientales podrían impulsar un desarrollo lento del sistema a partir de entonces, mientras se mueve hacia el oeste-noroeste sobre el mar Caribe y hacia la Península de Yucatán, México”, indicó.

Este sistema tiene una probabilidad de formación de 20% a cinco días.

En el Atlántico oriental, se pronostica que una onda tropical se desplazará frente a la costa oeste de África este lunes y también tiene posibilidad de desarrollo mientras se mueve hacia el oeste.

La probabilidad de formación en cinco días también subió de 20% a 30% y a 48 horas es de 10%.

El NHC también informó que una pequeña baja presión ubicada a unas 600 millas al este de las Bermudas continúa produciendo actividad de lluvias limitada.

Se espera que los vientos fuertes en los niveles superiores y el aire seco limiten el desarrollo significativo de este sistema mientras serpentea sobre el centro del Atlántico durante los próximos días, y es probable que se disipe a mitad de semana.

Tiene apenas 10% de probabilidad de formación.

La temporada de huracanes en el Atlántico ha estado relativamente tranquilidad hasta el momento.

El meteorólogo Philip klotzbach de la Universidad de Colorado, conocido como el “Gurú de los huracanes”, dijo que por primera vez desde 1982 el Atlántico no se registraron tormentas con nombre entre el 3 de julio y el 22 de agosto.

Su colega Adam Sadvary de Accuweather explicó que los factores que han impedido que los sistemas tropicales se activen son el aire seco y polvoriento del desierto del Sahara, combinado con una cizalladura de viento desfavorable.

Los meteorólogos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) actualizaron los pronósticos la semana pasada y ahora se prevé entre 14 y 20 tormentas con nombre (vientos de 39 mph o más), de las cuales 6 a 10 podrían convertirse en huracanes (vientos de 74 mph o más) y de esos entre 3 a 5 podrían convertirse en huracanes de categoría mayor (vientos de 111 mph o más).

Solo se han formado tres tormentas Alex, Bonnie y Colin y ningún huracán.