Tormenta tropical se formaría en el Caribe y se transformará en huracán. ¿Qué zonas amenazará? ​

La décima tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico se formaría en el Caribe y amenazaría a Jamaica y las islas Caimán, luego se intensificará hasta convertirse en huracán que avanzaría hacia Centroamérica.

La décima tormenta tropical se formaría en el Caribe y podría intensificarse hasta convertirse en un huracán que amenazaría a Centroamérica.
La décima tormenta tropical se formaría en el Caribe y podría intensificarse hasta convertirse en un huracán que amenazaría a Centroamérica.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó que el potencial ciclón 15 tenía vientos máximos sostenidos de 40 mph (65 Km/h) el domingo y se encontraba a 265 millas al sureste de Kingston, Jamaica, y a 560 millas al este-sureste de Grand Cayman.

Los gobiernos de ambos países emitieron una vigilancia de tormenta tropical.

“Se pronostica un fortalecimiento durante las próximas 48 horas y el sistema se espera que se convierta en tormenta y pudiera tener intensidad cerca de huracán el martes en la noche”, dijo el NHC.

La probabilidad de formación a 48 horas es de 90% y a cinco días de 90%.

Se llamaría Julia y de alcanzar fuerza de huracán sería el quinto de la temporada en el Atlántico que inició el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extendían desde el centro del sistema a 115 millas (185 km).

El NHC advirtió que el sistema arrojaría fuertes lluvias sobre Jamaica, las Islas Vírgenes, Puerto Rico, La Española, las islas Caimán, el norte de Honduras, el este de Nicaragua y Belice. Las lluvias pueden ocasionar inundaciones repentinas.

El sistema también provocará fuerte oleaje en Jamaica y las islas Caimán.

Otro sistema que vigila el NHC es un área de baja presión ubicada a poco más de 100 millas al noreste de las Bermudas, pero el desarrollo subtropical o tropical de este sistema sigue siendo poco probable, apenas de 10% a 48 horas y a cinco días.

Los meteorólogos de AccuWeather dijeron que las temperaturas del agua en 80 grados Fahrenheit y los vientos poco disruptivos en la atmósfera podrían ser suficientes para nutrir lentamente al sistema.

Mientras estas condiciones se mantengan, el camino más probable para el sistema será hacia el oeste y hacia Centroamérica a fines de la próxima semana.

Las personas en América Central deben monitorear de cerca el progreso de la perturbación ya que, como mínimo, es probable que haya un aumento en la actividad de lluvias y tormentas eléctricas a mediados de la próxima semana, dijo AccuWeather.

“Si un sistema tropical organizado, como una tormenta tropical o un huracán, avanzara tierra adentro sobre América Central, las condiciones podrían ser más severas en términos de viento, inundaciones costeras y lluvia”, advirtió.

¿Qué puede preocupar a Florida?

A raíz del sistema del Caribe de la próxima semana, existe la posibilidad de desarrollo de otros sistemas en el mismo cuerpo de agua donde las temperaturas están cálidas.

Los meteorólogos de AccuWeather dicen que el mar Caribe permanecerá inestable desde la primera a la segunda semana de noviembre con la posibilidad de que las lluvias y tormentas eléctricas se organicen en uno o más sistemas tropicales.

“Cualquier sistema tropical que se desarrolle en la parte occidental del Caribe más allá de la próxima semana podría ser un problema para el (sureste) de EEUU y, más específicamente, para Florida”, dijo el meteorólogo Bernie Rayno.

Es posible que cualquier nuevo sistema en el Caribe a partir de este fin de semana sea arrastrado hacia el noreste o hacia el norte. El lugar donde se desarrolle un sistema de este tipo podría determinar qué grado de amenaza existe para Florida, si es que existe.