Sube a siete el número de muertos por fuertes corrientes en Sinaloa

·3  min de lectura

CULIACÁN, Sin., septiembre 3 (EL UNIVERSAL).- Con el hallazgo del cuerpo del adolescente Santos Miguel "N", de 13 años atorado entre árboles del arroyo de la comunidad de Tepantita, en Sinaloa Municipio, se elevó a siete el número de personas muertas, entre ellas tres menores de edad, al ser arrastrados por fuertes corrientes formadas por intensas lluvias.

Los equipos de rescate, policías y vecinos de comunidades cercanas al arroyo donde el adolescentes y cuatro amigos más, jugaban a tirarse clavados desde un árbol en la fuerte corriente, tardaron casi 24 horas en lograr ubicar su cuerpo jalado por el caudal.

Se conoce que un grupo de cinco adolescentes, sin medir el riesgo se metieron a jugar al arroyo, tirándose clavados desde un árbol, una sorpresiva avenida de aguas broncas de la sierra, atrapó en una forma de torbellino a Santos Miguel "N", pese a los esfuerzos de sus amigos por rescatarlos este fue arrastrado por la corriente.

Los elementos de rescate, con lanchas y equipos acuáticos, lograron descubrir que su cuerpo estaba atorado entre las ramas de un árbol cercano al caudal del arroyo, lo que permitió su rescate y entrega a peritos de la Fiscalía General del estado.

En la actual temporada de lluvias en los municipios de Culiacán, El Fuerte y Sinaloa, siete personas han resultado muertos por ingresar arroyos y ríos, tres de ellas, eran adolescentes, dos jóvenes y el resto adultos mayores.

La primera víctima de la nueva temporada de precipitaciones pluviales, fue el adolescente, Ángel Ernesto "N" de 15 años de edad, el cual fue arrastrado por la corriente de un arroyo que pasa por la parte trasera del fraccionamiento privado Colinas del Bosque en la capital del estado.

Según los datos aportados, el menor en compañía de dos amigos más, jugaban en el arroyo, bajo una intensa lluvia, cuando fueron sorprendidos por una fuerte avenida de agua que jaló al menor y lo mantuvo en calidad de desaparecido durante tres días.

Tres días después, en la sindicatura de Jesús María, en la salida norte de Culiacán, un grupo de amigos, cruzaron un arroyo, durante una intensa lluvia, dos de ellos, cuyas identidades no se dieron a conocer no alcanzaron a salir, cuando el nivel de la corriente fue más intensa

Sus cuerpos fueron rescatados un día después por elementos de los cuerpos de auxilio, los cuales fueron arrastrados por la corriente varios kilómetros, en la comunidad de Mojolo.

Días después, en la Chinobampo, en el municipio del Fuerte, cinco miembros de una familia que viajaban en juna camioneta Tahoe, procedentes del estado de Chihuahua, intentaron cruzar un caudaloso arroyo y fueron arrastrados por la corriente.

El conductor de la camioneta y sus dos hijos lograron salir a tierra firme, en tanto que su esposa María Karina "N" y su hija de nueve años, fallecieron al ser jaladas por el fuerte caudal del arroyo,

Javier "N", se convirtió en la sexta víctima de la temporada de lluvias que es arrastrado por las fuertes corrientes que se forman en arroyos y ríos, en esta temporada de lluvias, en tanto que en Sinaloa municipio se busca al adolescente Miguel "N", de 13 años de edad jalado por el caudal del arroyo de Ocoroni.

Las autoridades de Protección Civil de Guasave que vigilan el nivel del cauce del río Sinaloa que descendió a menos de 400 metros cúbicos por segundo, rescataron el cuerpo de Javier "N", cerca de la comunidad de Tierra Libertad, el cual desapareció dentro del cauce al meterse a bañar.